jueves, junio 01, 2006

Hibiscus

Agua de Jamaica

Hace un año por estas fechas volvía de viaje a Egipto. Un viaje que llevo unos días reviviendo a modo de flashbacks mientras veo fotos, charlo con mi madre sobre las miles de anécdotas que vivimos y también tomando karkadé, que es la infusión de flores secas de hibiscus que los egipcios ofrecen cuando llegas. Por lo que me contó un amigo cairota, el karkadé no es la bebida típica de Egipto, sino la bebida que ofrecen a los turistas. Ellos prefieren tomar refrescos a base de yogur. El caso es que el karkadé me gusto y compre una bolsa generosa de flores en el mercado del Khan El Khalily. A mi todavía me quedan, pero si quieres comprarlas, las encontrarás en cualquier herboristería.

Lo curioso, es que yéndonos a la otra punta del globo, nos encontramos con la misma bebida, pero con un nombre mucho más sugerente: el agua de Jamaica. Esta vez son los mejicanos los que nos invitan a esta refrescante bebida, realizada igualmente infusionando flores secas de hibiscus. También en Senegal disfrutan esta bebida, con el nombre de Bissap. Pero en este caso, las flores participan además en alguna receta de la gastronomía de este país, como el Cebbu Jen.

En interpretaciones libres, tenemos al magistral Arzak, que lo utiliza en un plato de merluza, con torta de pisto y esencia de hibiscus y en los chiribitos con salsa verde ligera y vinagreta de hibiscus con polvo de jamón.

Comercializada se vende Flor de Sal con pétalos de hibisco y Carme Ruscalleda la usa en esta receta de Montadito de Foie con pistacho y datil. Podemos encontrar mas recetas fantásticas de Marc Fosh realizadas con esta sal, en la web de la empresa que lo produce, donde nos dicen:

Flor de Sal con pétalos de hibisco - muy apreciada en Asia y África- transmite un aroma exótico. Esta flor es generalmente conocida por su fuerte olor a almizcle. Un complemento perfecto para foie-gras, carne de caza, hígado, queso de cabra fresco, salmón y salmonete, avocados, ensalada de rúcola y espinaca joven, no solo por su sabor, si no también por su aroma y color.

Por el momento voy a intentar hacer un hueco en mis recetas al hibiscus, e intentare emular la receta de salmón marinado a la sal de hibisco con guacamole.

5 comentarios:

Sao Mai dijo...

bueno, yo en Senegal tome muchisimo bissap, hasta lo vendían en la playa congelado en pequeñas bolsas plasticas. Buenisimo

daddyrafa dijo...

Hola Garbancita, no sólo me ha hecho ilusión verte por mi blog sino que me está sorprendiendo gratamente navegar por el tuyo. Molan mucho algunos de tus post. Creo que tomaré alguna de tus ideas en mi próxima comida.
Espectacular la idea de los cereales con el queso y el idiazabal. Sencillo pero diferente.

Eskerrik Asko

Papi.

Marisa dijo...

Uhm, qué rico el hibiscus.
Una preguntita ¿qué son los chiribitos?

Garbancita ® dijo...

Es un pececillo, también llamado Gallito de Rey.

http://www.karlosnet.com/Arzak/chiribito.php

:)

©Iv4n4 dijo...

me has hecho recordar a una profe en Francia que trajo hibisco para que yo probase... Que bebidq exquisita, una pena no poder conseguirla por aqui