lunes, mayo 19, 2008

Más Santi


El sensacionalismo mediático ha llegado a la cocina... ¿Cómo se pueden decir burradas como esta? Al más puro estilo tomatero, este es el cebo de usado por Yahoo Noticias:
Adriá, criticado por Santi Santamaría por atentar contra la salud

4 comentarios:

morgana dijo...

Es Tele5, ¿qué se puede esperar? Estos le dan un toque "tomatero" a todo lo que hacen. De todos modos estoy de acuerdo con lo de los biocombustibles: quemar la comida cuando millones de personas pasan hambre es de juzgado de guardia.

En cuanto a lo otro... Es un tema de conversación que ya he tocado más de una vez con gente más o menos interesada en estos temas. Al final la conclusión suele ser que cada uno que practique la cocina que le sea más cómoda y que se adapte mejor a sus convicciones y, por supuesto, a su bolsillo. ;-) Yo, en el día a día, prefiero las cosas sencillas y cuanto más naturales mejor, pero flipo en colorines con la creatividad de gente como Adriá.

Tampoco puedo quejarme porque me puedo pasar una semana para hacer una tarta llena de colorines y demás.

Garbancita ® dijo...

Comparto contigo la opinión sobre los biocarburantes, pero lo que no se puede consentir, es una demagogia como la de Santamaría. El hecho de que él este en contra (como lo estamos casi todos) no quiere decir que los cocineros vanguardistas estén a favor. Eso es una solemne majadería.

Que este señor se declare enemigo del elitismo, guardián y defensor de la justicia, la sostenibilidad y la solidaridad gastronómicas, tendría que hacer que se le cayese la lengua a trozos.

Porque a él los habitantes de Tanzania le importan un comino, a él lo que le interesan son los clientes que pueden pagar la langosta y el caviar que sirve en sus restaurantes y de dejar bien cebados con estos productos a los críticos gastronómicos que nunca aplaudirán el discurso de Quique Dacosta. Esa es su cohorte…

Como tú dices Morgana, la democracia culinaria es que cada uno pueda cocinar lo que quiera y pueda, según sus posibilidades creativas, gustativas e ideológicas.

El problema va a venir ahora, cuando toda una legión de ignorantes gastronómicos (sí, más o menos todos esos que dicen que jamás irán a un restaurante de cocina creativa a comer raciones minúsculas que les dejaran de hambre… y aunque no han ido nunca, hablan y hablan…), se quieran cobijar el paraguas que acaba de abrir Santamaría, alegando que la cocina de vanguardia es tóxica, además de muchas otras indecencias.

Por cierto Santi… ¿no te sabes los versos que recitas y lo estas leyendo de una chuleta?
Mon dieu!

Doña Col dijo...

Jajaja
vaya patinada de pelota... rassssssss...
Si este tio está tan seguro de la toxicidad de los platos que sirven los que él critica ¿Conoce la de los suyos propios?
A la Joli (Angelina) la tratan de chichi pero lleva un tatuaje de lo más revelador ‘Lo que me alimenta, me destruye’ ... Y la gachi tiene toda la razón del mundo...
Nos alimentamos para "funcionar" pero a la vez que ingerimos nutrientes estamos introduciendo en nuestro organismo (por muy orgánicos que sean los alimentos que compremos) compuestos tóxicos "a tuttiplen": dioxinas, acrilamida, pesticidas... Sin hablar de los excesos que realizamos nosotros solitos ingiriendo cantidades excesivas de calorías, colesterol...
Así que chapa ya el circo mediático que te has montao chato, que estas quedando como un friki inculto envidioso y trasnochao... y es una pena porque la gente te va a conocer más por estas paparruchadas que por ser lo que eres/eras: un gran cocinero...

Anónimo dijo...

jajaja… yo si que estoy alucinando con la ignorancia del personal!
Mas vale que os informéis antes sobre la trayectoria de este cocinero antes de tirar tanto al trapo y entonces quizás hablaríais con mas propiedad. No hay mas ignorante que el que no quiere oir.
Ana