martes, agosto 19, 2008

Te huelen los pies a bacon


Este verano parezco Willy Fog apostador, no paro de viajar y claro, no termino de posar el culo. En ese plan poco y mal se puede escribir, así que hasta que pueda ponerme a escribir todas mis crónicas pendientes, os dejo con esta “deliciosa” adaptación gastronómica de las Air Max 90 de Nike, obra del artista sueco Olle Hemmendorff.

3 comentarios:

morgana dijo...

Jajajaja. ¡¡¡ Qué bueno !!! Desde luego que la gente derrocha un arte y una imaginación que da gusto...

Norma dijo...

buenisimo hay mucha creatividad realmente

OLGUIS dijo...

me parece muy original e increible la cantidad de cosas bonitas que se puede hacer con la comida.
Saludos
olguis.