lunes, noviembre 17, 2008

Terrina de berenjenas y rulo de cabra


Hay alimentos sabrosos, los hay equilibrados y sanos, y también los hay realmente bonitos. Puede que el factor estético, sea el menos importante de los tres, pero cuando en algunas circunstancias se suma a los dos anteriores y el resultado es maravilloso.

Particularmente me fascina la belleza de la berenjena, concretamente la tersura y el brillo acharolado de su piel violeta. Además da casualidad de que es un alimento altamente nutritivo, bajo en calorías, antioxidante, reduce el colesterol y tiene propiedades desengrasantes ingerida después de una comida rica en grasas. Resultado: un 10 entre las top-models de las verduras.

Cuando aso berenjenas para usar la pulpa, me da lástima tirar esa piel preciosa, hermosa incluso después del asado. Con esta receta de terrina, puedo aprovechar ese charol vegetal y revestir de nuevo la pulpa, acompañada de otros ingredientes, para que luzca de nuevo su piel brillante.


Ingredientes2 berenjenas
Rulo de cabra
Aceite de oliva extra virgen
[Passata de tomate]
1 bote de tomate triturado (500gr)
1 lata de anchoas en salazón
2 o 3 ajos
Aceite de oliva extra virgen
Sal

ElaboraciónLavar, secar las berenjenas y cortarlas por la mitad en sentido longitudinal. Realizarles unos cortes en forma de rejilla y rociarlas con un chorro de aceite de oliva. Asarlas en el horno precalentado a 180ºC, durante 45 minutos hasta que estén hechas, dándoles la vuelta a mitad del proceso.

Para la passata de tomate, ponemos a calentar 4 o 5 cucharadas de aceite de oliva en una cazuela, y freiremos los ajos picados muy muy finos. Una vez estén ligeramente dorados, añadimos una cucharadita de orégano y las anchoas, previamente escurrida. Con la ayuda de una espátula las vamos triturando hasta que formen una pasta. Incorporamos el tomate triturado y dejamos cocinar muy lentamente hasta que la salsa reduzca hasta la mitad de su volumen y esté muy espesa.

Una vez asadas las berenjenas, las dejamos enfriar y les sacamos la pulpa con una cuchara, con cuidado de que la piel no se rompa. Condimentamos con un chorrito de aceite, una pizca de sal, y reservamos. Cortamos la piel de la berenjena en rectángulos alargados (de cada media berenjena nos saldrán dos de ellos), lo más similares posible de tamaño.

En molde rectangular de metal esmaltado (o una de silicona), vamos poniendo capas sobre puestas de piel de berenjena; primero a lo largo del envase y luego a lo ancho, de forma que nos sobre por los laterales piel suficiente para luego cerrar por completo la terrina. Rellenamos un tercio con una capa de berenjena asada, después añadimos unas lonchas de queso de rula de cabra y cubrimos los huecos con passata de tomate. Ponemos una nueva capa de berenjena asada y cerramos con la piel sobrante, volviéndola hacia adentro, de forma que quede un paquete cerrado por todos los extremos. Introducir la nevera durante dos horas para que tome forma y desmoldar. Calentar la terrina en el horno, o en el microondas, hasta que el queso se haya fundido.

La pega de esta receta, es que hace falta bastante piel de berenjena para dar forma a la terrina. Así que podemos asar el doble de berenjenas, usar su piel, pero reservar la pulpa para otras elaboraciones, un baba ganoush, por ejemplo.

9 comentarios:

Carlos Dube dijo...

Por Dios Garbancita... me postro. Qué delicia de entrante... no sé si seré capaz de hacerlo, pero me tengo que poner con ello. ¿Te lo has inventado tú?. ¡Un 10!. Un saludo.

pasta fresca dijo...

Oh, Garbancita, qué buena idea. Siempre me ha encantado la berenjena en su totalidad, piel incluída y nunca se me había ocurrido cómo aprovecharla. Eres un crack!!!!

Margot dijo...

Que pasada, es una flipada parece de piel de verdad.
jajaja
Igual nos podemos hacer un bolso?.ja ja ja.
Me encanta la berenjena y este modelo es genial, ni la Gisele Bundchen le hace sombra.
Bromas a parte...
Es magistral tu receta.
Yo soy de las que es primordial comer por los ojos.
Pasate por mi blog que te cuento de la Maca.
Besos preciosa.
Margot

coquorum dijo...

Y si le metiéramos alga nori en vez de la piel de berenjena, por aquello del rollo de hacer más y todo eso. Aguantaría el alga, habría que poner varias capas.
Un saludo y siempre gracias.

www.apuntesgastronomicos.blogspot.com

Garbancita ® dijo...

Levántese Don Carlos, que se va hacer usted daño en las rodillas ;)

Pues no sé si será un invento mió, pero me suena haber visto alguna elaboración con piel de berenjena. Supongo que me sugestionaría y me dio por hacer esto. Quizás un poco laborioso, pero tan resultón que merece la pena el trabajo.

Sobre el nori... no tengo muy claro que funcionase, porque con lo jugosa que es la berenjena, el alga acabaría por humedecerse demasiado y romperse. Con kombu se podría hacer, pero a mí comerme un trozo de cuero marino, no me emociona especialmente ;)

Gracias a Margot y a Pasta Fresca, ya me contaréis si probáis la receta :)

Anónimo dijo...

Para comparar los precios de los ingredientes en diferentes supermercados se puede consultar http://www.supercomprador.es

surfzone dijo...

Rollo hecho y reposando en la nevera... esta noche, a comer brazo de gitano vegetal ;-)
Mi mujer siempre me dice que sólo estoy haciendo dulces y cosas calóricas del copón... ¡a ver qué le parece esto!
Diría que no me ha quedado tan bien montado como el tuyo, cuando lo saque le tiro una foto y mando el enlace.

surfzone dijo...

Bueno, pues aquí lo tenemos

http://flickr.com/photos/surfzone/3068769022/

En cuanto a la receta, está genial, la combinación de sabores es excelente :-D

Garbancita ® dijo...

Me encanta tu foto y me alegror mucho de que te haya gustado!

;)