sábado, abril 19, 2014

Patatas glaseadas con soja, lemongrass y aceite de sésamo tostado en microondas

Esta receta la he adaptado de una idea de Modernist Cuisine at Home, donde propone cocinar las patatas en bolsas de congelación con zip en el microondas. En este caso he usado las bolsas de horneado de Mercadona, aunque las he preparado en otras ocasiones con la bolsa de cierre zip y el glaseado resultó más homogéneo (particularmente me quedo con la bolsa de congelados).

El proceso es simple, en una bolsa (de congelar o de hornear) se introducen las patatas ya peladas y quebradas en trozos de similar tamaño. Se añade un chorro de aceite de oliva virgen extra (AOVE), una pizca generosa de lemongrass en polvo y otra de pimienta negra, un chorro de salsa de soja, unas gotas de aceite de sésamo tostado y aceite de chiles.

Se cierra la bolsa (las de hornear llevan una brida de plástico para cerrarla) y se masajean un poco las patatas, para que todos los ingredientes se repartan bien. Después se le hacen dos o tres pequeñas perforaciones, para que pueda salir el vapor y no explote la bolsa. En el caso de usar una bolsa de zip, se cierra y durante el proceso de cocción se abrirá ella sola un poco, para que evacuar el vapor.

Los tiempos dependen mucho del microondas y de la potencia que utilicéis. Lo que suelo hacer ese cocinarlas a potencia alta durante unos 4 o 5 minutos y después, con cuidado de no quemarme, toco las patatas para ver en que punto están. Normalmente las dejo unos 2 o 3 minutos más y ya estarán listas. Hay que dejarlas reposar un poco para no quemarse con los vapores (en serio, en muy fácil hacerse una quemadura de las serias), abrir la bolsa y servirlas en una fuente.

En menos de 15 minutos, desde que comienzas a pelar la primera patata, consigues unas patatas tiernas y muy sabrosas, perfectas como guarnición, pero también para una ensalada, si les añadimos un buen chorro de vinagre antes de que se enfríen y las servimos una vez han perdido temperatura.
Pelar y cortar las patatas de forma que comenzarlos a cortarlas pero acabamos rompiendo o lascando con el cuchillo. 

A este corte se le llama quebradas o encontradas. Suele usarse en guisos, porque permite que la patata suelte más fécula y engorde los caldos.
Añadimos al gusto los aderezos:
- Salsa de soja
- Aceite de oliva virgen extra
- Lemograss en polvo
- Pimienta negra
- Aceite de sésamo tostado
- Aceite de chile (picante)
 
Cerramos la bolsa y masajeamos las patatas para que se repartan los ingredientes de forma homogénea.
Realizar unas pequeñas perforaciones en la bolsa para que pueda salir el vapor de la cocción y no explote la bolsa.

3 comentarios:

Regla Martínez dijo...

mmmm que guarnición más rica para acompañar una tilapia plancha:p
Gracias por la idea!!

www.acomerconmama.blogspot.com

Miquel Nieto Gallardo dijo...

Mira, ya sé dónde echar el aceite de sésamo que tuve que comprarme para un curso de cocina asiática... Gracias Garbancita!

imma aurora dijo...

que guay me lo anoto

http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/