lunes, julio 11, 2016

Granizado de Bitter Kas

Me gusta Bitter Kas
Me encanta el amargo desde que tengo uso de razón y desde pequeña lo he tomado siempre que tenido ocasión. Recuerdo, cuando siendo una cría, mi padre me solía dar el primer trago de la cerveza que de vez en cuando se tomaba (él siempre ha sido de vino), y a mí me encantaba por el sabor amargo que tenía. También me encantaba la tónica y como no, el BITTER KAS, que como no tenía alcohol, sí que lo podían tomar los niños.

Una bebida amarga, de un fascinante e inquietante color rojo, que estuvo muy de moda en su época. ¿Quién no ha dicho alguna vez lo de "¿de qué vas Bitter Kas?"?

Poco se sabe de la formulación del Bitter Kas, que se elabora a partir de una veintena de hierbas y plantas aromáticas entre las que se encuentra la canela, el sándalo y la nuez moscada, pero una importante proporción de esos botánicos son sustancias amargas, como la genciana, que tienen la propiedad de estimular el apetito y la secreción de jugos gástricos. Por eso es tan habitual encontrar toques amargos en bebidas pensadas para el aperitivo como Bitter Kas.

Desconozco el motivo pero, toda la vida he oído pedir el Bitter Kas en formato "medio Bitter Kas". ¿Por qué se pedía así, si de por sí el botellín ya era pequeño? No tengo una respuesta clara y creo recordar que nadie pedía media Coca-Cola y, si había medias tónicas, es porque eran paran los medios gintonics. ¿Teorías?

Soy consciente de que el Bitter Kas no es una bebida para todo el mundo, pero si te quieres iniciar y se te hace un poquito el amargo, te propongo que lo mezcles con cava o bien trasformes su textura y lo degustes granizado, ya que el sabor no te parecerá tan intenso de entrada.

¿Cómo conseguir un granizado de Bitter Kas en un periquete? Muy fácil si usas la heladera/sorbetera aquella dichosa que compraste y que duerme en los laureles de algún cajón. Una vez congelada la cubeta, se vierte un Bitter Kas muy muy frío, mientas la pala va removiendo el líquido que se congelara en contacto con la cubeta helada. En menos de 10 minutos habrás conseguido un granizado de a Bitter Kas que te aguantará una media hora.

Servir el granizado de a Bitter Kas en copas, acompañado de una rodaja de naranja, e ir consumiendo lenta y pacientemente, mientras degustamos algún aperitivo... 😋

Ya me dirás!