domingo, septiembre 17, 2006

Temporal en Cataluña y sobredosis de foie

No me puedo creer que haya estado más de una semana sin escribir, creo que nunca había dejado tanto tiempo desatendido el blog. Ha sido una semana intensa y caótica a partes iguales, pero así son las aventuras garbanceras. He pasado unos días en Barcelona, tomándome unas minivacaciones y también he tenido un par de reuniones de trabajo. El viaje dio mucho de sí; varias sesiones de playa en Diagonal Mar que me inyectaron energía para mi propia vuelta al cole, una indigestión grave porque me comí medio foie (sí por increíble que parezca, en día y medio yo solita me elevé el colesterol al mismo cielo y claro, el cuerpo que es sabio se puso en DefConUno e hizo su autopurga), también me deleité con una WTF jamsession en Jamboree y por supuesto disfruté de la compañía de amigos cocineros y gastrónomos, que tan buenos momentos y digestiones me hacen pasar.

Uno de los momentos cumbres fue la visita al Restaurante
Gresca. Rafa y Mireia son una emprendedora pareja de cocineros que recientemente han abierto este restaurante que ofrece una carta sólida, donde disfrutar de platos como "el canelón de pato ahumado y tartar de cigalas" o "el pichón con salsa al jengibre, yogur y shitakes", del que todavía me relamo. Recomiendo encarecidamente una visita a Gresca, mientras podéis leer la observación que hizo el colectivo “A taula” en La Vanguardia (15/09/06/).

El otro punto clave fue la visita a Jordi Herrera en
Manairó. Todavía no he tenido tiempo de contaros que gran genio hay detrás de los fogones de Manairó, tal y como se merece un tío que cocina las cigalas al vapor por sodomía, los solomillos al estilo fakir, las sardinas a sopletazos y el pichón con fuerza centrifuga. Lástima que mi estomago destrozado por el foie, no estuvo a la altura de un menú degustación que Jordi elaboró exclusivamente para nosotros. Gracias Jordi, ¡eres un crack!

Ya el martes por la mañana cayó una buena tromba de agua, pero a la noche fue increíble la forma en que llovía, relampagueaba y tronaba. A mí me fascinan las tormentas, pero cuando al día siguiente tienes un viaje urgente y todo se colapsa entonces ya no me hacen ni puta gracia. Fue toda una odisea conseguir un taxi para llegar a la estación de tren de Sants. De hecho, secuestré a un taxista y al compañero que le hacía el relevo para conseguir llegar a tiempo. Objetivo que cumplimos por los pelos. Una vez en el tren saqué mi kit para dormir (manta, almohada y antifaz) y me puse a ello. Cuando desperté dos horas mas tarde, el caos provocado por las inundaciones nos anunciaba varias horas de retención. Nuestro tren permaneció durante más de 5 horas parado en tierra de nadie, sin ningún tipo de información para desesperación de todos, y en especial mía, que esa tarde comenzaba a trabajar en un curso como docente. Por lo menos yo era una privilegiada con cobertura y batería para poder avisar a mi jefa de que cancelase la inauguración del curso. Un verdadero follón.

Hay que ver que curioso es el destino. Me cambié de vagón por motivos que no vienen al caso y al rato un señor muy amable me preguntó si quería conversar con él, así tal cual. Me encanta la gente directa, así que me puse a su lado y comenzamos una charla que duró gran parte de las 11 horas y pico que pasé en el tren. Comenzamos hablando de ortodoncias (él es ortodoncista y yo estoy ortodonciada), para seguir hablando de filosofía, vivencias, sentimientos, superación personal… y, ¡oh, sobre cocina! Resultó que Augusto es el padre de Carlos Gustavo Dávalos, ¡propietario y jefe de cocina del
Restaurante Matteo de Oiartzun! Una curiosa coincidencia, propiciada en parte por el tremendo chaparrón.

Así que estas han sido las aventuras que he vivido estos días antes de que me trague la rutina del trabajo. ¿No está mal, no?

6 comentarios:

Marisa dijo...

:-D
!Medio foie! La madre que te parió, qué bruta, :-D

Un besito en esa tripilla chunga

Doña Col dijo...

Yo me zampo medio foie y no lo cuento...
Mi vesicula hubiese estallado estucando la pared...
Enhorabuena por sobrevivir y haber disfrutado del foie (y que te quiten lo bailao)

Garbancita ® dijo...

Es lo que implica la filosofía I+D en mi cocina, si hay que reventar a base de comer foie, se revienta. Que luego yo lo cuento por el bien de la humanidad.

Marisa no se que pasa con tu blog y con el mío, pero Feedness.com no actualiza nuestros feeds, el muy cochino. Me dijiste que tenias problemas para ver los enlaces, sigues igual? Muchas gracias por el beso-curasana ;)

Marisa dijo...

No, ahora estoy cabreá porque me han colocado publicidad los de Miarroba por tol morro.
¿Qué es eso de que no actualiza nuestros feeds? ¿duele?
Jó,que ignorancia, chica.

Garbancita ® dijo...

No duele, pero es posible que hayas notado que tienes el cutis menos luminoso ;)

Feed es parte del mecanismo que te permite saber si un blog ha actualizado sus contenidos. Se usan en combinación con agregadores de noticias como www.feedness.com o www.bloglines.com que te avisan que un blog ha sido actualizado (a través del feed, que es un archivo con formato XML) y te evitas hacer visitas en balde a un blog que no tiene novedades en sus contenidos.

El caso es que para Feedness.com tu blog y el mío, llevan sin actualizar desde el 5 de junio, con un par!
Pulsa sobre los enlaces que tengo en la portada la izquierda, busca el tuyo y lo verás.

zzZZzz... que rollo, no?

xD

BocaDorada dijo...

Como es Barcelona, todas esas recomendaciones me las guardo para la próxima visita que espero que sea muy pronto