lunes, octubre 23, 2006

Premios Eva

Galardonadas Premios Internacionales Eva 2006

La entrega de los Premios Internacionales Eva a las Mujeres de la Gastronomía se realizo en el Palacio de congresos Baluarte, el jueves día 19 y la presentación del acto corrió a cargo de la actriz Isabel Prinz y del escritor Jaime Royo-Villanova. Original y fresca la forma de presentar los premios utilizando como hilo conductor el cine con toques gastronómicos. Para abrir el acto se utilizo una secuencia de Wallace & Gromit en, La Maldición de las Verduras, un film de animación donde se pretendía rendir un homenaje a las verduras de Tudela y la Ciudad Agroalimentaria de Tudela.

Las
premiadas recibieron una escultura, realizada por la artista navarra Dora Salazar, que representaba a Eva, la primera mujer de la historia como emblema del carácter pionero de las galardonadas.

La primera galardonada fue Sofía Pérez en la categoría de Periodista Gastronómica. Esta escritora y redactora neoyorquina ha trabajado en diversos y prestigiosos medios como The New York Times, Gourmet, Food Arts… y actualmente es subdirectora editorial de la revista Saveur. El film que sirvió como introducción al premio fue “
El viaje de Felicia”.

Las segundas premiadas son dos mujeres que comparten además de su nombre, una pasión profunda y sincera por el mundo del vino. Victoria Pariente y Victoria Benavides ambas enólogas, son las propietarias de la Bodega Dos Victorias y por la que recogían el premio Mujer del Vino. Como no podía ser de otra forma “
Entre copas” fue la película que sirvió de ilustración para la entrega del premio.

La siguiente premiada como Empresaria Gastronómica, fue la italiana Carla Latini. Un premio que recoge su labor en el campo de la pasta durante 16 años en los que ha innovado en cuanto a la producción y la investigación de los diferentes tipos de trigo para la elaboración de la pasta artesanal, que tanto le apasiona.
La dama y el vagabundo, con la escena en la que los dos perros comparten un plato de spaghetti, fue la película que precedió a la entrega del premio.

La gran ausente del certamen de premios, a pesar de ser una de las más esperadas fue Amaya Arzuaga. La diseñadora no pudo asistir a la gala por motivos familiares y traslado su agradecimiento a través de la vicepresidenta de
Amedna, que recogió el premio en su nombre. Audrey Hepburn preparado una ensalada para George Peppard, en “Desayuno con diamantes” fue el preludio a la entrega del galardón en la categoría Mujer del Arte y la Gastronomía.

En quinto lugar se entrego el premio la veterana de las galardonadas; Simone Ortega recibió el premio en la categoría Una Vida Gastronómica. Con problemas de movilidad por lo avanzado de su edad, se acerco a recibir el premio muy emocionada. La inolvidable escena de las
Codornices en pétalos de rosas, del film “Como agua para chocolate” introdujo la entrega de este premio.

Por último fue entregado el premio más prestigioso y el que condensaba de forma más clara la lucha de las mujeres para destacar en un área eminentemente femenina. Carmen Ruscalleda, chef destacada con tres estrellas de la Guía Michelín, fue la galardonada como Cocinera del Año. Los fotogramas que presentaron su premio, fueron del film “
Deliciosa Marta”. En la entrega del premio Carmen Ruscalleda nos regalo el momento más entrañable de la velada, con un discurso en el que dijo lo que muchas estábamos esperando oír y de la forma más genuinamente femenina en la que se podía expresar. Aquí podéis ver y escuchar su particular reflexión sobre los premios a las Mujeres de la Gastronomía.



El acto se clausuro con un
cocktail de lujo amenizado por una banda de jazz y servido de la mano de Enrique Martínez (sobrino), del Restaurante Maher.

El certamen de los Premios Eva, acabó el viernes día 20 con una
Comida Homenaje a las Mujeres de la Gastronomía Navarra. Un acto en el que se reconoció la labor gastronómica llevada a cabo por una serie de mujeres que han estado en las cocinas de los mejores restaurantes de Navarra y que nunca han tenido un reconocimiento mediático tal, como el que pueden haber recibido sus compañeros: Las hermanas Guerendiain de las Potxolas, Angelines Gil del Restaurante 33, Felisa Goñi de la Venta Ulzama, Felisa García del Restaurante Josetxo, Mª Dolores Huerta, del Beti Jai, Alicia Bidegain del Beola, Cochita Fernández del Restaurante Aguirre, Pilar Chivite y María Trincado del Maher y Angelita Alfaro, escritora.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que suerte tienes maja...
Por aqui no hacen na' de na'...
Lo de introducir la entrega de los premios con peliculas tuvo que estar majete...
Que recuerdos con la peli "deliciosa Martha". Se que el trasfondo es un dramón pero la gocé como una enana viéndola en mi época de ir a ver peliculas alemanas (puntos que le dan a una)... Muy recomendable...

milcoloresmil dijo...

Coincido con doña col. ¡Tienes mucha suerte!
Me gustan mucho las películas gastronómicas. Mi madre me regaló el libro "Como agua para chocolate" hace mucho años. Luego vi la película y la receta de las codornices me emociona. No se por qué, pero no lo puedo evitar.

tiriti dijo...

La escultura, más que a Eva, se parece a C3PO. Que suerte tienes Garbancita, estas metida en todos los eventos importantes. Por cierto,¿nos deleitaras con otro post de los premios EVA? ¿Pudiste hablar personalmente con alguna de las premiadas? ¿Alguna anécdota que no puedas explicar?

Garbancita ® dijo...

Una de las premiadas (no revelaré nombres) bautizo su premio como "La Cosa". La verdad es que la escultura era muy poco femenina. Tenía algo así como una manzana (aunque parecía una cereza) a modo de corazón, en el lugar donde debería de estar el hígado, todo ello dentro de un amasijo de metal con forma de mujer. Escultura poco acertada en general.

Tengo pensado publicar una entrada con mis reflexiones sobre este certamen de premios. Más que nada porque han elegido un tema muy delicado, que a mi me toca la fibra; las mujeres y su falta de reconocimiento laboral. Además tuve la suerte o la desgracia (según se mire) de participar en algunas conversaciones que me dejaron completamente pasmada y que son parte del motivo de que las mujeres no prosperemos más.

Tuve la oportunidad charlar con Carmen Ruscalleda y felicitarle por su discurso, que me pareció de una inteligencia y lucidez increíble.

Además a Sofía Pérez la conocía de eventos anteriores y he tenido la oportunidad de acompañarla en varios actos y momentos, durante estos días, además de tener charlas de lo más enriquecedoras con ella.