jueves, noviembre 09, 2006

Una de delantales

Siempre me acuerdo de que tendría que haberme puesto la mandarra (significa delantal en Euskalherria, y puta en Aragón, jaja), demasiado tarde, normalmente cuando algún lamparón de aceite se estampa en mi camiseta o la ropa me empieza a oler a fritanga. Y eso que en casa tengo cuatro delantales, como cuatro soles. El más chulo uno con mariquitas rojas sobre estampado de camuflaje verde, de Kukuxumuxu. Otro que me regalo Eva Arguiñano, cuando fui a su programa y que curiosamente es el más práctico y cómodo. También tengo uno con motivos Disney, concretamente de Minnie Mouse... oye, qué pasa? un mal día lo tiene cualquiera! El cuarto es de promoción del turismo de Navarra, es negro, muy elegante y esta confeccionado en alta calidad. Total, muy monos, muy cómodos y muy prácticos, pero no me los pongo y eso que es un invento de lo más eficaz.

Está claro que no necesito más delantales, pero si estáis pensando en comprar uno, aquí tenéis una colección muy bacilona para sacar el alterego cocinillas que lleváis dentro. La mayoría de ellos están en esta página, pero el que mas mola, el modelo “peta-ovejas” esta disponible en este otro site. Haciendo memoria, también tenemos este delantal para hombres (de los que solo cocinan los domingos?)

7 comentarios:

bocadorada dijo...

Yo no cambio el mío por nada del mundo.

Anónimo dijo...

jajaja
Comparto contigo que el peta ovejas es el mejor... juas
habra que mirar si hacen precio por comprar un lote entero...
en cuanto a los insultos... por aquí tenemos gracia hasta insultando... ;)

lucce dijo...

Gracias a tu post acabo de darme cuenta de que no tengo mandil (así se le llama al delantal por tierras extremeñas) Los que has presentado... me gustan, pero igual son excesivamente socarrones para ser mi primer delantal. Aún así, estoy con vosotras: el 'petaovejas' es el mejor. Un saludo

Garbancita ® dijo...

Lucce si vas a comprarte mandíl, hay un detalle muy importante a tener en cuenta y que se me ha olvidado comentar en el post. Y es que, el delantal tenga las tiras de tela para anudartelas, lo suficientemente largas, como para atartelo por delante. Parece una soberana tontería (y posiblemente lo sea), pero luego yo me cuelgo el trapo de ahí (al más puro estilo Arguiñano).

Bocadorada si no tuviera tantas mandarras, "me pediría" la tuya. Con lo elegante que es el negro... Muy chula, si.

Patricia en la marquesina de fotos hay un par de delantales para tí y para Sergio, inspirados en el Oktoberfest. A ver si los encuentras ;)

Pachi dijo...

El peta ovejas se sale...:)
Como para haber salido a pasear con el este domingo por la Castellana en Madrid, por donde pasaron unos cuantos rebaños, como cada año, para recordar que es Cañada real.Los pobres animales se las vieron y desearon para sortear las obras de la M30.Ni ellas se han escapado.

nota: puse por aqui un post diciendo que hacia mucho que no actualizabas...Y resulta que el problema era mio.La pagnia (no me digas por que) no se refrescaba y se quedaba siempre en los premios Eva...Me alegra haber recuperado todo lo que ha venido a continuacion...;)

Anónimo dijo...

A mí me gustan más sobrios. Lisos y de colores oscuros. Aunque tengo y he tenido de todo tipo, incluido uno de Minnie que me trajo mi hermana de Eurodisney.

Anónimo dijo...

JAJAJAJA
Muy bueno... Tengo mis dudas sobre si los rellenaríamos convenientemente...