viernes, diciembre 29, 2006

La Favorita, muerde la almohada

Aquí tenemos el segundo acto del sainete operístico que se ha montado un restaurante de Madrid. Recapitulando: La Favorita es un establecimiento ambientado en el mundo de la lírica y entre alguna de sus actividades, esta por ejemplo que los camareros interpretan fragmentos de opera entre plato y plato. El caso es que, una pareja de homosexuales (un poco cursis, todo hay que decirlo) decidieron celebrar su banquete de bodas en ese local. El encargado del restaurante les negó la posibilidad por su condición sexual y ahora el Ayto. de Madrid ha impuesto una multa de 12.000 €, por discriminación.

5 comentarios:

Manuel Allue dijo...

Felicidades al Ayuntamiento de Madrid (una furtiva lacrima!).

Saludos.

Doña Col dijo...

Oleeeeeeeee
1-0

Anónimo dijo...

Muy mal, poreque no es que esté a favor de la discriminación por motivos de identidad sexual, pero creo que el dueño de un local es libre de decidir si contrata o no una celebración con determinados clientes.

Garbancita ® dijo...

El que quiera libertad para decidir si en su local se atiende a un cliente o no, que ponga una sociedad privada. En ese caso, puedes prohibir la entrada incluso a mujeres (www.napardi.es)

En el momento que te dan una licencia de apertura, tienes obligacion de atender a TODO EL MUNDO, sin excepción, son las exigencias de la ley.

Gourmet de provincias dijo...

Me alegro. Lástima que no fuesen 120.000. A ver si empezamos a aprender que hay determinadas cosas que no se pueden hacer (y que no se debería ni poder pensar)