domingo, marzo 25, 2007

El repollo es la repera - HEMC 9

Los eventos de HEMC son los que me sirven para darme cuenta de lo rápido que pasa un mes. En todas las convocatorias me hago el firme propósito de participar, y sólo he conseguido hacerlo en una ocasión. En unas me quedo con la receta sin postear, en otras ocasiones con la idea rondándome en la cabeza, pero sin llegar a consumarla y siempre por falta de tiempo y mira que da de si un mes. Esta vez, llego por los pelos, pero cosas del destino me ha dado para hacer dos recetas. Compré una col que resulto ser demasiado grande para la receta que quería hacer y eso me obligó a ser creativa por narices.

La primera receta es una adaptación de una ya publicada en este blog “Rollitos de col y morcilla”, pero esta vez introduciendo peras confitadas con vino, que le da un contrapunto fantástico. Y al más puro estilo “cocinando sin red” surgió la segunda receta. Tenía una lámina de hojaldre fresco y mermelada de cebolla recién hecha, así que nada, marchando un “Pastel de col con parmesano”.
“Bricks de col, morcilla y pera confitada al vino”


Ingredientes
½ Col
½ Morcilla
3 Peras conferencia
10 láminas de pasta brick
200 ml. de vino tinto
3 cucharadas de azúcar moreno
1 nuez de mantequilla
1 ajo
Aceite y sal.

Elaboración

Cortar la col en una juliana muy fina. En una cazuela de dimensiones generosas, ya que la col al principio tiene mucho volumen, poner un chorro de aceite y freír el ajo, para después retirarlo. Después añadimos la col, le ponemos sal y dejamos que vaya friendo-cociendo a fuego medio-bajo. Mientras, cortamos la morcilla en ruedas y lo pasamos por la sartén, hasta que este bien hecho. Dejamos enfriar un poco, quitamos la piel y desmenuzamos la morcilla finamente. En ese momento mezclaremos la morcilla con la col y continuaremos cocinando la mezcla a fuego un poco más fuerte. Cuando la col haya perdido su consistencia firme y también parte importante de su volumen, retiramos del fuego y reservamos.


Las peras, las pelaremos y las cortaremos en gajos, quitando la parte central. En una cazuela se pone la nuez de mantequilla y una vez derretida se añade la pera para saltearla, para que tome un poco de color. En ese momento se añaden las tres cucharadas de azúcar moreno y cuando se hayan derretido, se agrega el vino. Se deja reducir, hasta que el vino se haya evaporado totalmente y quede una salsa espesa. Dejar enfriar.


Con las láminas de pasta brick lo primero que haremos será darles forma cuadrada, para después córtalas en tres tiras del mismo tamaño, que tendrán aproximadamente un ancho de 8 cm. En uno de los extremos colocar una cucharada de la mezcla de col y morcilla, sobre ella colocar un trozo de pera confitada. Cerrar en forma de triangulo, girándolo sobre si mismo, hasta que este bien sellado. Aquí tenéis unas instrucciones muy precisas para poder hacerlo.

Los triángulos de pasta brick, se pueden freír o se pueden hornear. En este caso los hornee directamente, sin pincelarlos de mantequilla, ya que la mezcla había sudado su propio aceite a las láminas de brick. Acompañar con la salsa de vino sobrante de las peras o bien con una mezcla de mermelada de fresa y algún tipo de salsa tipo demiglase.


“Pastel de col con parmesano”


Ingredientes
½ col
½ morcilla
5 cucharadas de
mermelada de cebolla
25 gr de harina
25 gr de mantequilla y un poco más para el molde
250 ml de leche
Parmesano rallado
Aceite, ajo y sal.

Elaboración

La mezcla de col y morcilla, se elabora exactamente igual que la detallada en la receta de los bricks. De hecho, fue tanto lo que sobró, que ese fue el motivo de improvisar esta receta.

A la col y la morcilla, se le añaden cinco cucharadas de mermelada de cebolla, en este caso sin triturar y se revuelve bien. Por otro lado vemos elaborando una bechamel, fundiendo los 25gr de mantequilla, añadiendo después los 25 de harina y una vez bien amalgamado, ir poniendo poco a poco la leche tibia. Una vez que espese (estas proporciones no fallan nunca), se añade el parmesano rallado. A mi como me chifla, se lo pongo en cantidades industriales.

Forrar un molde con la lámina de hojaldre, habiéndolo previamente untado con mantequilla para evitar que se pegue la masa. Pinchar la masa con un tenedor para que no suba y hornear durante 10 min a 180° o hasta que la masa este ligeramente tostada. Sacar del horno y poner la mezcla de col, morcilla y mermelada de cebolla y sobre ello la bechamel de parmesano. Introducir de nuevo al horno, donde lo tendremos durante 20 min aproximadamente, hasta que la bechamel este crujiente y tostada. Degustar templada.


5 comentarios:

Pachi dijo...

Pues que buena pinta tienen ambas.Yo a lo mas que llegue fue a hacer una lombarda rehogada...No dio para mas mi inspiracion.Esperare al sdiguiente evento!!!

Doña Col dijo...

Ggggg... qué bueno!!! Garbancita for president!!!

milcolores dijo...

Zorionak neska!!!!
Por la receta que es magnífica y por las fotos, que son preciosas ^_^

Margarida dijo...

Col con morcilla, pera... buenísima mezcla. En casa ya saben como se van a comer el próximo repollo :)

Lurka dijo...

Hola guapi!!
El fin de semana pasado tuve invitados e hice los Bricks. Buenísimos oiga!! Y eso que a mi la col no me va mucho.
Solo te lo quería comentar. Y que ahora tengo un montón de hojas brick en la nevera y un gran mundo por descubrir!!!