domingo, marzo 25, 2007

Lidl no tiene todas las tazas en el armario

O mejor dicho Lidl Du hast nicht alle Tassen im Schrank. Vamos, que a los de Lidl se les va la olla, que vendría a ser una de las traducciones de este dicho alemán. Os cuento. No soy una compradora habitual de Lidl, más bien soy una rastreadora caprichosa de su sección bazar. Cuando veo que tienen alguna oferta de accesorios para cocinar o algún producto que desconozco, me doy un garbeo por allí y de paso, me llevo unos botes de setas, que uso para hacer risotto.

El caso es que hace unos días rebuscando entre los productos de repostería que tenían de oferta, me acordé de que me había quedado sin comino y busqué un bote de la especia en grano. Como tenia previsto preparar la receta de Pollo salteado con tahini y miel, tenía que comprarlo en ese momento o pasarme por otra tienda y como nunca le he hecho ascos a los productos de las tiendas económicas, me lo llevé.

Ya moliendo el grano del supuesto comino, me daba en la nariz que la cosa no iba bien. Lejos de notar el profundo y poderoso perfume terroso del comino, por mi nariz escalaba un lejano olor mentolado… Y mi memoria en ese momento dijo: ¡coño, esto es kümmel¡ Aquella especia misteriosa que
mi hermano me trajo de Alemania en uno de sus viajes y que yo al principio también confundí con el comino.


Kümmel Vs. Comino

En apariencia tienen la misma forma, pero el color de los granos de kümmel es mucho más oscuro que el del comino. Y el sabor no tiene nada que ver, el kümmel tiene un aroma débil y el deje final recuerda a la menta, pero sin demasiada decisión. La receta del pollo salteado se fue al traste por el cambio de fragancia. La verdad es que la única elaboración donde el kümmel ha cumplido un papel digno ha sido en la vichyssoise. Iban de Te quedas a cenar? nos dejo alguna explicación sobre esta desconocida especia y aporta ideas para introducir el kümmel, por ejemplo, en recetas con pescado.



Puedo entender que siendo Lidl un establecimiento alemán, hayan confundido la especia y sin mala fe han etiquetado como comino su kümmel, pero lo que más me extraña es que ninguno de sus clientes se haya dado cuenta. El cambio es más que sustancial y no da pie a posibles confusiones. De todas formas, pasaros por una de sus tiendas y comprad un bote, así podréis probar el kümmel sin necesidad de que traigan de Alemania.

Eso es todo, ¡auf wiedersehen!

10 comentarios:

BocaDorada dijo...

Es raro sí, porque el aroma del comino es inconfundible, es que además es muy fuerte.

Jeje, pero ahora tengo noticias de una nueva especia.

Akane dijo...

Me acuerdo cuando cogí hace ya años en casa de mis abuelos un botecito de kümmel pensando que era comino :D Es diferente del comino sí, pero también tiene muy buenos usos :)

Doña Col dijo...

El comino... Ese gran desconocido, y el kümmel, ni te cuento...
En mi casa se emplean muchas especias para cocinar... de todo... pero el comino no entro en casa hasta que lo compre... le da un toque diferente a la lasaña de queso y espinacas...

Gourmet de provincias dijo...

Se trata de las semillas de Alcaravea, una apiacea que a veces se confunde con el comino más por un problema etimológico que por su parecido en aroma o sabor.

Tanto "comino" como "alcaravea" vienen de las palabras griegas Karon y Kuminon o Kyminon (que a su vez derivan del arameo Kamuna y del Hebreo Kammon) y que pasan al latín como Carum, de donde viene el árabe Al-Caravea (en árabe moderno Al Karawya), o el francés Carvi o el inglés Caraway.

Más tarde aparece la palabra Cuminum para diferenciar las dos especies (comino y alcaravea), pero el lio ya estaba montado, de tal forma que en alemán el comino es Kummin y la alcaravea Kümmel, o en francés, donde la alcaravea también se llama cumin de près (comino de prado). En otros idiomas el nombre induce, todavía, a mayor confusión: Comino Tesdeco (italiano), Frenk Kimonyo (comino francés, en turco)...

Para acabar de liarla, el comino se conoce en otros idiomas como una variedad de alcaravea: Chimion Turcesc (alcaravea turca), Egyptomi Komeny (alcaravea egipcia, en húngaro)... Es curioso, además, que la alacaravea tiene en estos idiomas un nombre que induce a la confusión con el comino: Chimion (pronunciado Kimión), Komeny, Kumina en finés, Kmyn (ucraniano), Kmín (Checo), Kommen (danés)...

En fin, un lío. Así no me extraña que se líen. Los de Lidl y cualquiera.

Menuda lección de etimología que me ha salido. Bufff!!!

milcolores dijo...

Qué de cosas aprendo cada vez que leo este blog!!!!
Alucino O_O

Doña Col dijo...

Con la boca abierta me has dejao...
Impresionante...

Garbancita ® dijo...

Woow Gourmet!

Eres como el Libro Gordo de Petete!
Nos acabas de explicar la santísima trinidad del kümmel. Muchas gracias ;)

laollasuiza dijo...

en suiza y alemania el comino "vuestro" se llama kreuzkümmel y el comino que venden en lidl se llamma solo kümmel. el kreuzkümmel no se usa mucho. el kümmel mucho mas, como por ejemplo por este plato: http://laollasuiza.blogspot.com/2007/03/hemc-9-col-rizada-con-crme-frache.html o tambien como especia en el pan.

tragaldabas dijo...

Aqui, uno que tambien picó!
Compre el bote y ahi lo tengo muerto de la risa. Las zanahorias aliñás que hice se me fueron a tomar por culo. Pero pensaba que simplemente era un comino mas malo que ojú! y resulta que se trata de otra especia: khumel!!

Marona dijo...

Pues a mi me encantan los panes de aquí, con su saborcito a Kümmel. Y a veces lo uso para condimentar pescadito, queda rico...
Saludos!