jueves, junio 14, 2007

Arte sacrogastronómico

Yo no sé que tiene Jesucristo con las tostadas, pero definitivamente es el soporte que ha escogido para revelarse en esta era de agnosticismo. Apariciones basadas en mantequilla y tostadora, han sido la inspiración para este artista alemán, que decidió hacer esta obra sacra, dejando bien claro que los vitrales están desfasados y que los nuevos santuarios serán franquicias de Rodilla y Pans&Company.

La noticia procede de
Wooter Collective, una interesante página de arte urbano que os recomiendo visitar.

Más apariciones en tostadas…


Aunque a mi la más reveladora me parece esta... Pues sí, es el culo de un perro...

7 comentarios:

Doña Col dijo...

Tu que estas enterada de muchas cosas ¿Crees que después de ver la foto del culo de un perro, los tios de los bombones con forma de culo, se decidirán por reproducir tal parte de la anatomía canina?...
No se si pondrá mucho comerte el culo de un perro, pero siempre hay gente dispuesta a todo...

Dr. Muerte dijo...

Qué curioso el mural de tostadas, aunque lo mejor es lo del perro... el Señor está en todas partes!

manuel allue dijo...

Mi querida hermana, tan atenta y tan viajera, me regaló ayer el "Holy toast", una especie de prensa de plástico para hincarla en la tostada. ¡Y se hizo el milagro!. Lástima que encima de esa virgen que parecía sacada de la Sábana Santa de Turín fueron a parar inmediatamente unas láminas de tomate y una loncha dejamón.

Garbancita ® dijo...

Apariciones Marianas en las tostadas!

En su día publique algo sobre el tema y la verdad es que estoy deseando conseguirlas. Creo que la envidia , ese sentimiento tan cristiano, de que tú las tengas ya, va a hacer que me las compre hoy mismo.

Por cierto llevo toda la mañaña mirando el culo de mi gato... y nada... no se me parece nada... :P

Pachi dijo...

Cuanto tiempo hay que mirar el culo de un perro para ver al Señor en el? :)

Nano dijo...

Por lo visto mientras miras el culo de tu perro debes tener un rosario en la mano, y si es a lahora del Angelus las probablidades se multiplican

Margarida dijo...

Señor, señor... lo que hay que ver ¿será un milagro que haya tanta gente con cara de...?