lunes, junio 11, 2007

Ravioli de gamba con guacamole

Esta receta realmente debería haberse llamado ravioli de ceviche de gamba, pero por falta de paciencia y con el hambre que tenía, no dejé que las gambas llegasen a su punto de cocción en frío a través del zumo de lima. Así que se quedó a medio camino entre un carpaccio y un ceviche, que tampoco esta mal.

Ingredientes

Ravioli de gambas

12 gambas
Papel film
Zumo de lima
Sal de vino
Cebollino

Guacamole

2 Aguacates
1 Lima
1 Cda. de comino molido
Cilantro en rama
Tabasco
Sal


Elaboración

Se pelan las gambas y se les quita el hilo negro con ayuda de un palillo. Se colocan entre dos láminas de papel film y con un rodillo se golpean y se estiran, para que quede una lámina de uno o dos mm. de grosor. Una vez conseguido, se mete la placa de gamba al congelador.

Se prepara el guacamole, sacando la pulpa de los aguacates y triturándolo con un tenedor. Añadir la ralladura de la cáscara de la lima y su zumo. Sazonar al gusto con el comino molido, la sal, poner un buen chorro de tabasco y el cilantro bien picadito. En este caso no lleva ni tomate, ni cebolla, para que la mezcla no saque agua de vegetación.

Sacar la lámina de gambas del congelador y cortar en rectángulos de 8x4 cm. Poner una cucharadita de guacamole sobre el rectángulo y doblar sobre si mismo. Rociar con abundante zumo de lima y dejar reposar en el frigorífico. Para que la gamba se llegue a cocer, dejar con el zumo aproximadamente una hora, dándole la vuelta la ravioli, para que se cocine por ambos lados. Si no queréis/podéis esperar se pueden servir en crudo, también están deliciosas.

Servir cuatro raviolis por comensal, rociar con un poco del zumo de lima y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Poner sobre cada ravioli un poco de
sal de vino y cebollino picado.


8 comentarios:

Gastromaniac dijo...

Mm... ¡Que' casualidad! Teni'a pensado hacer unos raviolis de gambas... Lo del guacamole me parece todo un acierto. Definitivamente lo voy a hacer a tu manera ;-) Un abrazo,

Doña Col dijo...

Que pinta tiene... además con la gusa que tengo a estas horas...
Creo que probaremos tu preparación en breve... por lo menos yo.

Iban dijo...

oh...que sofisticado! y que fisno! :)
Tiene que estar rico, sin duda.
Muy curiosa la forma de transformar una gamba en un ravioli, muy ingenioso.

Tiriti dijo...

Visualmente la sal de vino le da un colorido muy bonito. Tiene muy buena pinta. Intentaremos perpetrar tu receta aunque no me atreveré a publicar las fotos.

Hofmann dijo...

podeis pasar por mi blog?
escuelahofmann.blogspot.com

CesArts dijo...

Saludos Garbancita, tus ravioles se ven muy buenos, en alguna ocacion prepare unos rellenos de coco, con una salsa de jugo de lima, achiote y mantequilla de papaloquelite. Seguro los tuyos son buenisimos que tienen muy buena cara. La sal de vino es una muy buena idea. Por cierto el gusto es mio. Te mando un saludo.

Nelson Castro dijo...

Hola garbancita que buena pinta tiene el plato hace semanas yo hice un trabajo parecido lo llame risotto invertido, rellene las gambas (aqui llamamos camarones) con risotto hecho con arroz de sushi aromatizado con curri, y acompañe con unas alcachofas con mantequilla de limón.
saludos cuando puedas pasa por mi blog.

Anónimo dijo...

atención ayuda: alquién puede decirme donde encontrar en Madrid el celofan comestible en Madrid mostrado por Montse Estruch en Madrid Fusión