martes, septiembre 23, 2008

Crujientes de rillettes de pato

Ya he contado alguna vez lo mucho que me gusta ir de compras a los mercados franceses. De los muchos productos que me traigo, hay uno por el que he desarrollado cierta afición, las rillettes de pato. Un plato típico del recetario francés que consiste en una carne troceada/picada (cerdo, conejo, salmón, sardina…) y cocida durante horas en su propia grasa. Su textura es similar a la de un paté, salpicada de hebras de carne más consistente y resulta perfecta para untar sobre pan tostado.


Otra forma de degustar las rillettes de pato, es a través de alguna de las recetas de Mari Ansa y Alicia Serrano, los cocineros del Bar Gaucho. En su libro “Pintxos, cocina en miniatura” tienen varias elaboraciones con este ingrediente, y precisamente una de ellas es uno de mis pintxos favoritos de este local. Aunque ellos lo preparan con pasta philo, mucho más fina y exquisita, las obleas de brick también dan buen resultado. En vez de freír los crujientes, yo preferí hornearlos, para no añadir más calorías a un plato.
Si no encontráis rillettes, se pueden sustituir con la carne picada de un confit de pato, salteado posteriormente en su misma grasa.
Ingredientes:
250 gr. de rillettes de pato
50 gr. de harina
25 gr. de mantequilla
500 ml. de leche
1 paquete de pasta brick
Sal
Nuez moscada
Elaboración:
Saltear ligeramente las rillettes de pato, para que se funda su grasa. Una vez derretida, escurrimos y retiramos la carne, con ella comenzamos a preparar la bechamel que servirá de relleno para el crujiente. Añadimos la mantequilla y cuando se haya disuelto, incorporamos la harina, que cocinaremos a fuego muy suave, sin que llegue a tostarse en ningún caso.

Vamos agregando la leche, calentada previamente, poco a poco sin dejar de remover con unas varillas. Añadir un poco de nuez moscada recién rallada. Cocinar durante 15 minutos, sin dejar de revolver, hasta que la masa sea homogénea y esté bien espesa. Añadir las rilletes de pato, mezclar con la bechamel, retirar del fuego y dejar enfriar.
Con ayuda de un molde para muffins, colocar una lámina de pasta brick y rellenar con un par de cucharadas de la masa. Cerrar los paquetes con ayuda de un palillo y hornear a 180ºC, durante no más de 10 minutos.

Recomiendo servirlos salseados ligeramente con una reducción de garnacha, moscatel y oporto. ¡Bon appétit!

8 comentarios:

Doña Col dijo...

me encanta el pato!!! es mi carnaza favorita!!! lástima que me siente tan malamente...

Pachi dijo...

Mmmmm...grasa de pato!!!!! Que hambre mas grande!!!

Carlos Dube dijo...

que maravilla, y qué desparpajo de preparación... se me hace la boca agua.. enhorabuena...

Maria dijo...

¡Qué bueno!
Yo también soy una fanática de los mercados gabachos....
Las rillettes y los quesos de cabra son mis perdiciones....

henxa dijo...

Hola, que soy Henry, que tal cris, espero que bien, el motivo de mi mensaje es para saber, tú que sabrás, cuando es exactamente lo del congreso ese de cocina, por que he mirado en la programación de baluarte y no aparece por ningún lado, sin embargo en la prensa sí, con lo cual me gustaría me dijeses, vamos, si es posible(que será).
Muchas gracias de antemanos, un abrazo
Hen.

Sushis dijo...

He descubierto la pasta brick este mes, que es ramadán. Y me he hartado a hacer triangulitos (buraks si el relleno es típico marroquí) rellenos de mil cosas, hay que ver la de juego que dan estas obleas!!

Ana dijo...

Las rilletes de pato, fué uno de los alimentos que cuando lo probé en Francia, me encantó....tanto, que me traje en una nevera unas cuantas tarrinillas, tus crujientes tienen que estar deliciosos!!!!

Un saludo!!!!

Cocinica dijo...

Tenemos la misma aficion, yo acabo de volver llena de conservas, quesos, confit, rilletes........y para que decir, mi marido empezo a quejarse del peso. jajaj

Muy buena tu receta, yo también lo empleo para croquetas, pero tu preparacion es de lujo. Lastima que soy poco habilidosa.

Felicidades por tu blog.

Saludos