lunes, febrero 23, 2009

Angulas a lo pobre

Angulas a lo pobre
Cuando éramos pequeños, a mi hermano y a mí, como a casi todos los críos, nos encantaba la pasta, y uno de nuestros platos favoritos, era el que inocentemente bautizamos como “angulas a lo pobre”. No sé exactamente cuales fueron las circunstancias en las que mi madre cocinó por primera vez espaguetis con anchoas y ajo, pero al probarlos, a nosotros no recordó al momento a las angulas (de las auténticas), que comíamos en Navidad. De esta forma tan ingenua, nosotros que éramos tan humildes, pasamos a comer angulas cualquier día de la semana.
Conservas Serrats

Al recibir esta mañana el lote de productos de Conservas Serrats, y ver la lata de anchoas, ya no he podido pensar en otra cosa que en las “angulas a lo pobre”. Serrats es una antigua empresa familiar de Bermeo, que lleva produciendo conservas de bonito del norte, atún claro y anchoas, desde 1890. Su filosofía se basa en seleccionar la mejor materia prima que puede ofrecer el Cantábrico, elaborarla con exigentes procedimientos artesanales, y con ayuda de las más modernas tecnologías, ofrecer y garantizar, las mejores condiciones de selección y envasado. Serrats dispone de una tienda gourmet, donde podéis adquirir sus productos o cajas regalo.
Anchoas Serrats
Las Conservas Serrats son unas conservas de muy alta calidad, que merece la pena tener para darse un homenaje, de vez en cuando: un montadito de ventresca de bonito y una cerveza bien fría, puede ser un aperitivo glorioso para tomar en casa. Merece una mención especial el packaging del producto, que tiene ese toque vintage, de la época en que los productos eran genuinos, y todo era lo que parecía. Os recomiendo visitar su página, y que conozcáis sus artículos.
Pasta Trenette - Italian Delicat
Para hacer esta receta de “Angulas a lo pobre” he usado una pasta que hasta la fecha no conocía, y que se confunde fácilmente con linguini, el trenette. Se trata de un tipo de pasta larga, estrecha y plana, que tradicionalmente se sirve con pesto a la Genovesa. Esta pasta artesanal, resulta áspera al tacto y después de cocerse, esa peculiar textura, hace que los ingredientes y salsas, se adhieran con más facilidad, dando un mejor resultado. De aspecto muy similar al mencionado linguini, es un poco más grueso y algo más estrecho. Esta pasta seca se puede adquirir a través de Italian Delicat.
Pasta Trenette - Italian Delicat
Trenette con anchoas y ajo al toque picante


Ingredientes [para 4 raciones]
400 gr. de trenette o spaghetti
1 lata de anchoas (100 gr. netos aprox.)
4 o 5 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Cayena o aceite de peperoncino


Elaboración
En una gran olla poner a hervir 4 litros de agua, al que añadiremos una pizca generosa de sal, en el momento en el que comience la ebullición. Añadimos la pasta y dejamos que cueza el tiempo recomendado por el fabricante. Escurrir la pasta, y si no vamos a utilizarla al momento, al refrescamos para que se frene la cocción.
Anchoas Serrats
En una sartén grande ponemos a calentar un chorro de aceite de oliva virgen extra, en mi caso use un aceite aromatizado con peperoncino y prescindí de la cayena. A fuego muy suave ir friendo los ajos cortados en láminas con el picante, hasta que estén ligeramente dorados. Retirar parte de las láminas chips de ajo, para la decoración posterior. En ese momento añadir las anchoas, reservando 4 de ellas para dar un toque final al plato. Si usáis una conserva de calidad, como en este caso, incorporad el aceite de la lata a la sartén, sino prescindid de el y añadir un poco más aceite de oliva virgen.
Trenette con anchoas y ajo
Vamos salteando las anchoas, hasta que estas se vayan deshaciendo ligeramente. Incorporar la pasta y remover el conjunto, hasta que se fusionen los ingredientes y sus sabores. Servir caliente, decorando con unos chips de ajo y una anchoa.

12 comentarios:

Carlos Dube dijo...

Este plato lo hemos hecho nosotros en alguna ocasión, y además lo recuerdo picante, como tú lo has preparado. Las anchoas ligan muy bien con la pasta y es una combinación que no es muy universal pero es extraordinaria.

Sobre lo que nos comentas de Serrats, no conocíamos esa marca, y la verdad es que la pinta de los filetillos de anchoas es estupenda con ese afeitado sublime y perfecto.

¿Una empresa con dedicación absoluta a la materia prima, sin mirar el diseño y marketing de la competencia?. Pues he ahí un diferenciador que lo distingue, y que seguro que no redunda en nuestro bolsillo (pese a ser de por sí caro).

Un saludo

sol dijo...

Que buena pinta tienen esas anchoas! Me encantó la historia de tu receta, seguro queda exquisita.
Saludos

eu dijo...

me muero, yo-no-debería-leer-este-blog

tengo la visa entre los dientes, voy a entrar a esa página, soy una caprichosa, necesito urgentemente ese pack de conservas

ayssssss, si egque hay vidas más baratas, pero no son vida

Maite dijo...

Mi madre también nos hacía "Angulas a lo pobre"!!!! pero en vez de antxoas eran gambas, eran y son de mis platos favoritos.

bocadorada dijo...

jeje!! Parece que eso lo hemos vivido muchos, no? me apunto lo se serrats y lo del trenette, porque me gusta la pasta alargada pero en ocasiones no se adhiere bien la salsa, el trenette es una solución.

Qué buena! Soluciones garbancita diarias!

Margarida dijo...

Esto hay que probarlo ¡ya!

Mobula dijo...

Menuda pinta!!! Las anchoas espectaculares y esa pasta de nombre trenette habrá que conseguirla donde sea...

ana

Zerogluten dijo...

Muy pobre, muy pobre como que no. Pasta de primera calidad, anchoas de tienda gourmet... a mi lo que me parece es un plato absolutamente excelente que nada tiene que envidiar a las angulas, jeje.
Besitos sin gluten y estoy de acuerdo en lo de la ventresca y la cervecita, vaya, que me dio antojo!

pasta fresca dijo...

Qué punto lo de las angulas a lo pobre! Pobre del que pruebe este plato, estará irremediablemente perdido, ja, ja.

Estupenda combinación, me la apunto!

Por cierto, esa pasta es fantástica.

pocohecho dijo...

Me encanta la pasta...y las anchoas me las como a puñados..muy buena combinación...

Saludos
Jorge
http://pocohecho.wordpress.com/

El Capitán. dijo...

Saludos de nuevo Garbancita.

Este plato (sublime por cierto) me trae muchos recuerdos de infancia, aunque en mi casa debíamos de ser pobres-pobres, ya que mi amatxi lo preparaba sin anchoas, sólo con ajo y guindilla.
...y a todos nos "recordaba" de alguna manera a las angulas de navidad.
Qué tiempos aquellos en los que una familia "normal" cenaba angulas por navidad.
Nos debemos de estar haciendo mayores, pq hoy lo cuentas, y te miran como a un marciano (o a un fantasma)

Saludos desde el exilio

Garbancita ® dijo...

Pues no sabía yo, que esto de las angulas a lo pobre, era una experiencia vital que muchos ya habíais vivido. Y yo pensando que mi madre había inventado la rueda!

Carlos, si tienes oportunidad de probar las conservas de Serrats, en concreto las anchoas, vas a quedar muy, pero que muy satisfecho. Son un pequeño lujo, con el que mimarse un poco.

Como dice Zerogluten, con los ingredientes que he usado, el plato pobre, lo que se dice pobre, no es. Pero si usas una pasta corriente y una latita de anchoas humilde, el plato sale por pocos céntimos por persona. Y con la que está cayendo, siempre es interesante tener recetas de supervivencia.

Ay Capitán, me has hecho sentir viejuna… Es muy fuerte, pero hace 25 años, los pobres comíamos angulas por navidad (no a puñados, pero sí que nos tomábamos nuestras buenas raciones). Pero lo más alucinante es, que mi abuela contaba que hace 60-80 años, las angulas se las daban de comer a los caballos!! Había tantas y tenían tan poco valor, que era pienso para animales, lo que hay que oir!

A todos los que no hayáis probado esta conjunción de pasta, anchoa, ajo y cayena, os recomiendo que lo hagáis. Con los demás siento un hermanamiento gastronómico, porque ver angulas en un humilde plato de espaguetis, es de gente grande.

Besos a todos