miércoles, marzo 07, 2012

Sopa instantánea de garbanzos con mejillones


No hace mucho que fuimos formalmente presentadas. Había oído hablar de ti, pero nuestras orbitas no sólo se habían rozado en alguna ocasión, donde te saboreé ya transformada, crispada y dorada sobre algún bocado de pescado marinado, o en tu versión más adorable: la tortillita de camarones. Pero fue hace unos meses cuando te vi sola, cruda, desnuda... me resultaste interesante, me inspiraste, y ahora, querida harina de garbanzo, te hago este pequeño homenaje. Al final y al cabo, compartimos el mismo código genético, ¿no?

Sopa instantánea de garbanzos con mejillones
Basada en la receta de Seriouseats

Ingredientes
[por ración]
30 gr. de harina de garbanzo
250 ml. de agua
1 lata de mejillones en escabeche
1 ajo pequeño
1 cucharada de AOVE
Jengibre
Pimentón ahumado de La Vera
Sal

Elaboración
En una cazuela calentar el aceite, al que añadiremos el ajo finamente picado y un trocito de raíz de jengibre rallada. Cuando esté ligeramente dorado, agregar una pizca de pimentón ahumado de La vera, e inmediatamente la harina de garbanzo.

Iremos incorporando poco a poco el agua, que habremos calentado previamente, mientras removemos el conjunto con unas varillas para que no se hagan grumos. Si la sopa queda muy espesa para nuestro gusto, podemos incorporar más agua. Cocinar durante 5 minutos y añadir un pellizco de sal, probar y rectificar si es necesario.

Servir la sopa con unos 6 u 8 mejillones por ración, y unas gotas del jugo de la lata. 

13 comentarios:

Silvia "Jugando a las cocinitas" dijo...

Me parece una delicia!!
Me ayudará a sacar de la despensa un paquete de harina que compre en Sanlucar hace unos meses (con el firme propósito de hacer tortitas de camarón...) y no se que hacer con el porque disipado el antojo de las tortitas no terminaba de encajar en mi cocina...
Gracias!!

Rossella dijo...

Garbancita, te tengo enlazada, y en cuanto he visto "Sopa Instantánea", me he venido corriendo muerta de curiosidad!! jaja

Esta sopa tiene que estar de muerte!
Tengo harina de garbanzo casi siempre, porque me gusta mucho más que la otra para los rebozados, así que seguro que la pruebo de esta forma.

Gracias y saludos!

Carlos Dube dijo...

Me dejas de piedra :)

Betty dijo...

¡Me encanta! Unión de garbanzos al poder ; )

Y la foto... ¡fantástica! Parece un cuadro conceptual.

Gracias por compartir y un abrazo.

Garbancita ® dijo...

Silvia tengo que confesarte que esta receta ha sido para liquidar el stock de harina de garbanzo que he ido acumulando (por pura casualidad) en los últimos meses. Una de ellas también viene de Sanlucar ;)

Tortillitas... es que siempre me faltan los caramarones!! :P

Besos pichona!

Garbancita ® dijo...

Rossela eso de instantánea es un reclamo muy efectivo, eh?

Tenía mis reservas con la receta, pero es una cosa superefectiva. Dos cosas que puedes tener en la despensa sin problema: harina de garbanzo y una lata de mejillones! :D

Besos rubios!

Garbancita ® dijo...

Carlos qué no es pa'tanto!!

Gracias pichoncete ;)

Garbancita ® dijo...

Gracias Betty!! Últimamente estoy muy pesada con las fotos cenitales... pero es que me gustan tanto!!

Besos! ;)

Ana Cristina dijo...

Uysss, qué sopa más rica!!! y sobre todo rápida. Esta me la apunto y le voy dando salida también al la harina de garbanzos.

Besos guapa ;)

Adassa dijo...

Qué rico!! Soy una yonki de los mejillones en escabeche, así que está receta caerá!!! Además tengo que comer más comida de cuchara!!

Muchas gracias Garbancita!

:)

Garbancita ® dijo...

Ay Cris, veo que eso de los excedentes de harina de garbanzo, es un mal común en nuestras cocinas. Si se te ocurren más ideas para liquidarla, ya sabes!

Besos ;)

Garbancita ® dijo...

Adassa, seguro que con alguna otra conserva también va de muerte, pero los mejillones le van especialmente... oye y que bueno está el caldito de la lata untado con pan, eh? :D

Besos pichona!

Valdomicer dijo...

No te quedes ahí. Tus próximos rebozados, mitad harina de trigo, mitad de garbanzos.
Y el domigo, te preparas unos falafeles en un plís plás.
Un besino.