miércoles, julio 04, 2012

El Mirador de Ulía - Donosti

Hace unos días en un tímido y elegante mensaje de mi amigo Iñigo Galatas me invitaba a comer en el Mirador de Ulía. Una oportunidad fantástica para poder probar la cocina de Rubén Trincado, con la que reconozco me he llevo haciendo la difícil un buen tiempo. Por una cosa o por otra no había podido ser. Un poco de encaje de bolillos en mi agenda y llamé a Iñigo para decirle un "sí quiero" tan sincero y con tantas ganas como los que se dan delante de un altar. 
El muy ladino se guardaba lo mejor de la invitación para el final; entre mis compañeros de mesa la adorable Aizpea Oihaneder del Restaurante Xarmauna mujer divertida, guapa y sobre todo una profesional como la copa de un pino. Atentos porqué esta semana comienza a emitirse diariamente en ETB1 un programa suyo de cocina, y el encantador Pedro Subijanauna de las personas más sensatas, coherentes y racionales de la gastronomía. Un grandísimo cocinero al que emociona oír contar como todavía sigue descubriendo ingredientes que le ilusionan y motivan. Un líder que sabe mantener el equilibrio, abanderando colectivos de chefs, y representando nuestra gastronomía como un patrimonio del que nos hace sentir orgullosos.

Al final resulto ser una singular y amena comida con un grupo interesante de personajes de la sociedad donostiarra, relacionados con la gastronomía y la comunicación, con los que disfruté de una interesante conversación. 

La cocina de Rubén Trincado la podéis ver diseccionada en a través de las fotos del post, sin olvidar en ningún momento el imponente ecosistema culinario que se crea con las vistas de las que se disfrutar desde el Mirador de Ulía. Estrella Michelín merecida y bien defendida.


Una de las excusas de tan peculiar reunión era, además de hablar largo y tendido sobre gastronomía, probar un champagne que está introduciéndose ahora mismo en el mercado español y del que probamos el CharlesGardet Millesime y Garden Brut Premier Cru. Por la relación calidad/precio, recomiendo este último.


Comenzamos el menú degustación preparado por Ruben Trincado para la ocasión, con unos crujientes de txipirón, algas, ibéricos y emulsión de azafrán.


Taco de salmón cocinado a 40º durante una hora con crema de queso, verduritas y germinados.


Trampantojo de patata teñida con remolacha y rellena de tomate concasse, acompañado con helado de albahaca.


Gilda: interpretación del mítico pintxo donostiarra con piparras rellenas de crema de guindilla y anchoa, esferificación de aceituna y miniairbags.


Hongo de temporada con sabayón de huevo, trufa de verano, espárragos verdes y cebolleta.


Guisantes lágrima con cebollas asadas, yema de huevo y torreznos de ibérico.


Atún en versión tataki y tartar, con sandía, gel de limón, daikon, y wasabi.


Bogavante con coco y cerezas encurtidas.


Pato al estilo chino con crema de manzana y canela.


Helado de mandarina, calabaza y zanahoria, con tierra de galleta.


Piel de leche con helado de intxausalsa.

Otoño: rulos de chocolate con menta, fresa y mango.


Mirador de Ulía
Paseo de Ulia, 193
Donostia-San Sebastián
943 27 27 07
www.miradordeulia.com 
www.facebook.com/mirador.deuliarestaurante

1 comentario:

decorareciclaimagina dijo...

Me gustas chica! Me parece un blog muy interesante y me gusta cómo cuentas las cosas, dinámica y divertida pero en serio. Aunque tendré que ir acostumbrandome a esos miniplatos tan livianos… Me apunto a tu lista de seguidores ;)