sábado, septiembre 10, 2016

PamBao - Madrid

Pam bao de tartar con alcaparrones y coliflor encurtida
Todavía me sorprende el rapidísimo posicionamiento que ha conseguido el pan bao, bao bun, gua bao o mollete chino. Nada que ver con el fenómeno del kebab, que llegó discretamente de la mano de inmigrantes que nos acercaban la versión rápida de su cultura culinaria. Muy al contrario, el pequeño bocadillo de pan al vapor ha llegado como consecuencia del espíritu global de cocineros estatales, que han absorbido todo tipo de referencias asiáticas y las han incluido en su forma de cocinar. 


La cúspide de cualquier tendencia es convertirse en un fenómeno de masas, y eso es lo que ha conseguido el bao con la creación de la franquicia PamBao. Siempre es complicado hablar de franquicias y comida rápida, los antecedentes de las marcas que nos vienen a la memoria, cuando hablamos de este formato, son farragosas de tratar. Pero no siempre la comida rápida es cuestionable en parámetros de calidad, y tampoco todas las franquicias ofrecen productos mediocres por sistema. 

La propuesta de Pambao hace que se desvanezcan muchos de esos prejuicios, sobrepasando con mucho las expectativas que podemos esperar de este tipo de locales y demostrando que una carta rápida puede ofrecer elaboraciones de alta calidad e ingenio, con ingredientes sorprendes, a un precio más que asequible. No es nada habitual encontrarse una franquicia que ofrezca una buena escalibada, una espuma de queso con zanahoria morada cruda y hojas de ostra, una intensa sopa de pepino o un mochi de tatín de manzana con Colacao. 


Las recetas hibridan los gustos locales con registros de la cocina callejera asiática, pero también han sido mejoradas para adaptarlas al paladar local y hacerlas más ligeras. El mollete chino de PamBao es menos dulce y más liviano que los convencionales, además de sustituir el aceite de palma por aceite de oliva en su formulación. 

El contenido es para todos los gustos, desde una tortilla de patatas con pimientos, hasta una butifarra a la cerveza, pasando por el guiso de rabo de toro o la versión de mítico mollete de David Chang. Junto a la oferta de baos, en la carta se pueden encontrar otros bocados de rabiosa actualidad como los dim sums, rellenos en este caso de pringá o pisto manchego. En las fotos hay platos que entrarán próximamente en la carta, que rotará periódicamente ofreciendo novedades siguiendo el registro culinario bao de la marca. 

Bloody Mary: zumo de lima, Tabasco, salsa Perrins, sal pimienta, vodka, apio y zumo de tomate
Dim Sum de pringa con pileta sriracha
Espuma de queso gorgonzola con crema de queso zanahorias crudas y hojas de ostra
Sopa asiática de pepino cilantro, cebollas de verdeo y chile coreano Jang
Escalibada pimiento rojo berenjena cebolla y aroma de ajo asado con quínua crujiente
Guacamole con pulpo y pico de gallo de tres pimientos y cebolla morada, acompañado de nachos
Dim Sum de gambas
Dim Sum de pisto manchego
Pam bao de mejillones en escabeche de chipotle ahumado con espuma de salsa tártara y patatas chips
Pam bao de panceta agridulce y pepino al estilo de David Chang
Mochi de tarta tatin con manzana y Colacao
Para el que quiera probarlo, está en el Bario de las Letras, muy cerquita de Atocha:


Calle Alameda 1
Madrid
91 080 44 55