miércoles, septiembre 27, 2006

Cocinar con llama

Hace ya tres años que realicé una reforma integral en mi casa. Una auténtica locura ya que implicaba tirar prácticamente el piso abajo y volverlo a construir con todas las instalaciones reformadas; calefacción, electricidad, fontanería… Tenía claro que la zona protagonista de la casa iba a ser la cocina, no sólo por estar integrada en el salón-comedor, sino por ser el lugar de la casa donde más horas paso y más disfruto (vale sí, podría ser la cama también, pero este blog no va a de eso…). Me tome mucho tiempo con el diseño, antes de dar el paso definitivo y llenar la casa de gremios. Sobre todo intenté poner la cocina a gusto de mis necesidades, sin gastarme mucho dinero. Y es que, tener buen gusto y ser pobre es todo un arte que te agudiza el ingenio.

El caso es que, tenía clarísimo que iba a poner quemadores de gas. Me encanta cocinar con fuego, tener el control de la llama y notar la respuesta inmediata de la variación térmica en los alimentos mientras se cocinan. Bueno, ¡que batalla me supuso explicar a los dependientes de las tiendas de cocina que no quería vitrocerámica, ni inducción! Muchos de ellos argumentaban que la vitro era tan tan limpia, que la tenía que poner sin dudar, eso de cocinar con llama era poco menos que una gilipollez. Incluso hubo una (cretina) que me dijo que para que poner semejante cocina para acabar descongelando pizzas… Desde luego no compre la cocina en ninguno de estos establecimientos (a ver si aprendéis a vender, queridos). Aunque me hubiese encantado poner los fuegos de Zanussi o de Smeg, el presupuesto me obligaba a ser austera y acabe poniendo tres módulos bastante económicos; vitrocerámica, cristal gas (ambos de Mepamsa) y vitrogrill (Rosieres). La vitro la uso para hervir pasta, arroz o todo aquello que me permita aprovechar el calor residual. El cristalgas lo uso diariamente y aunque no es tan práctico a la hora de limpiar, me parece un mal menor al lado de la ventaja de tener control directo sobre el fuego. El vitrogrill pues… un capricho que uso poco, pero que da mucho juego a la hora de cocinar a la plancha.

Vitroceramica Domino de Mepamsa, Modelo Axia V L Sensor Cristalgas Domino de Mepamsa, Modelo Axia Cristal 2GDuo Barbecue Rosieres, DBF 11 Vitro Grill

No me cansaré de recomendar la llama para cocinar y para terminar de hacer apología del fuego, este video chileno de una compañía de gas: caliente, caliente ooohhheee, caliente, caliente ooohhhaaa!

Más videos Gasco: Calentador, Estufa, Legión de llamas, Pareja


Juro que no tengo nada que ver con Gas Natural y sus opas...

10 comentarios:

Spoom dijo...

Por motivos de seguridad tuve que renunciar hace tiempo a la llama, así que te entiendo, aunque las cocinas eléctricas han mejorado mucho. No hago más que pensar en las de inducción ¿serán tan buenas como dicen? Al parecer son las que usan todos los chefs.

Manuel Allue dijo...

Nunca, a no ser que me lo prohibiera alguna extraña moral, podría cocinar sin llama. No lo entiendo, es así. Aunque mi placa eléctrica me ayude alguna vez, como a todos.

Geniales los vídeos chilenos. "Legión de llamas" es el mejor, con diferencia. Me lo guardo.

Un saludo, M.

Pachi dijo...

Mi voto tambien por cocinar con llama.Ya me gustaria a mi ver a alguien quemandole las plumas a una perdiz en una vitroceramica...:)

sara peláez dijo...

Lástima no haber llegado a tiempo a tu reforma. Al cliente hay que aconsejarle, pero previamente debes haber descubierto sus necesidades y preferencias y no interferir en ellas, como es lógico. Yo tampoco puedo cocinar sin llama no sólo por el placer del control del fuego en sí sino porque, al menos para mí, el sabor es totalmente diferente. Si tuviera un blog de cocina adoptaría sin dudar el botón de "no inducción" que circula por ahí y que me encanta.

kuka dijo...

Sem dúvida! Como cozinheiro de um restaurante, nunca conseguiria trabalhar com a vitro.

Doña Col dijo...

BUAH...
Yo no puedo cocinar con llama.
De momento vivo con mis padres, así que en la cocina mandan ellos (los 2). En mi futura casa, llegamos tarde a las reformas al comprarla casi terminada de modo que aunque quisiera no podía hacer nada (de hecho los electrodomésticos que vienen no me gustan y los tengo que vender por mi cuenta para cambiarlos por otros).
Lo dejaré para mi siguiente reencarnación, que será más o menos cuando haya pagado la hipoteca y haya conseguido hacer sangre para reformar la cocina...
Por cierto... ¿alguien quiere comprar un frigorífico, lavadora, lavavajillas o microondas a un módico precio?...

hebe dijo...

yo la cambie hace un mes, y puse una de gas , probe la vitroceramica, y no me convencio , yo sigo con el gas , grande la cocina si puede ser ejej ,,, besoss

milcoloresmil dijo...

Mi madre es cocinera siempre me dice que el fuego es insustituible. Hasta que el constructor se digne a terminar mi casa vivo del alquiler con cocina de llama y horno de llama!! Nunca lo había probado y aunque me costó pillarle el truco (no tiene temperaturas) es estupendo. Creo que lo echaré de menos ; )

En la reforma de la cocina del pueblo pusimos gas y dejamos la cocina de chapa antigua después de arreglarla. ¡No te imaginas que asados salen de ese horno de leña!

En cualquier caso, aunque la vitro no me gusta he de decir que la inducción es otro tema. La he probado y no hay color.

Alvaro [doocomo.com] dijo...

Yo opté por los módulos de Bosch, un wok de 4500W (servido de llama, aunque no es igual que lo que tiene el chino del barrio) y otro de vitro. Aunque me arrepiento de no haber escogido el módulo de inducción... y miro con vicio tu vitrogrill, aunque yo me apaño con una plancha de la croisete encima del wok.

Roberto dijo...

Garbancita que bueno que te gusto la receta del pollo oriental de mi blog. La verdad esta bueno ese pollo, te va a gustar. Y sobre lo de que utilidad que uso para las fotos es un alojamiento de fotos llamado www.bubbleshare.com , luego me cuentas tu hazaña del pollo. Que este bien garbanzis.