lunes, septiembre 25, 2006

Un cabrero desayunado en la ciudad - Rock rústico de lomo ancho (By El Koala)



El tarrillo de aceite, la tortilla de papas,
el paquetillo de arencas, y tres batatas,
la botella de mosto, el revuelto de habas,
las latillas de anchoas y el jarrillo de latas.

Un cabrero, desayunando en la ciudad,
(Bis)

La talega de cuadros, la navaja del ancla,
la carne de membrillo y el queso de cabras,
sentao en el parque, sentao en un banco,
soñando despierto mirando los patos,
el racimo de uvas, un termillo con café,
un huevecillo cocío y un cacho de rosca de ayé,

Un cabrero, desayunando en la ciudad,
(Bis)

no para de pensar, no para de cavilar,
sus cabras estan encerrás, encerrás,
sus cabras, estan encerrás,
por las montañas del cabrero
con sus cabras y con sus perros,
solo de que,
solo el puede escuchar
las palabras que le trae el viento
desde otras partes del firmamento
y los lamentos,

Un cabrero, desayunando en la ciudad,
(Bis)

Un poquito morcilla, un tomatito picao,
un cachillo de panceta y dos tortillas de bacalao,
las tajaillas de lomo, en manteca colorá,
cuatro o cinco borrachuelos y una latilla de foigrá.

3 comentarios:

daddyrafa dijo...

Si, recuerdo haberlo visto en la tele cuando la cantó.
La verdad es que creo que es la primera vez que la canción del verano se la gana un tipo normal y currela. No es que me encante el tipo de música en cuestión pero prefiero esto que el BAILARRRR del pesado de king Africa o similares.
Además, las alusiones gastronómicas de esta cancioncilla son graciosas y me traen recuerdos de mi infancia en la huerta con mi abuelito...

Un besote

Papi

Doña Col dijo...

Jajajaja
Aun recuerdo cuando nada más oir Opá, me pillé el disco para oirlo entero. Vaya risas...

Garbancita ® dijo...

Con tanta sofisticación y estímulos sexuales como hay en el mundo musical actual, me parece que tiene mucho mérito hacer triunfar el rock campestre. Y además hacerlo sin desprestigiar el mundo rural.

Aprende a ser auténtica París Hilton!