viernes, agosto 31, 2007

Bonito del norte marinado

Bonito del norte marinado
Con su carne clara y su suave textura, el bonito es el rey de las pescaderías de la zona cantábrica. Tan monárquica es su presencia, que incluso se hace complicado encontrar a su primo el atún por estos lares. Como me gusta aprovechar la temporada de cada producto, estoy haciendo monográficos de bonito en mi cocina, cosa que agradece la salud y el bolsillo. No me gustan los guisos de pescado, por que se sobrecocina en exceso el género y aunque a veces se gana en sabor, se pierde en textura y no compensa. El mejor sabor, el del pescado crudo o casi crudo y aunque a muchos os de grima comerlo, una vez superado el prejuicio inicial, ya no se concibe comerlo de otra forma.
Ingredientes
1 Rueda de bonito de 10 cm. grosor
(1 Kg. y ½ aprox.)
1 Kg. de sal gorda
Aceite
Vinagre de vermut
Cebollino

Guarnición
Crema fría de pimientos del piquillo
Pimentón de la Vera

ElaboraciónQuitar la piel del bonito y cortar en cuatro lomos, eliminando las espinas y las partes oscuras de la carne. En una bandeja profunda, preparar una cama de sal, colocar encima los trozos de bonito y cubrir completamente con el resto de la sal. Dejar en la nevera durante una hora u hora y cuarto, según el tamaño.
Corte de bonito marinado
Transcurrido ese tiempo, desenterramos el bonito de la sal. Lo lavamos para eliminar cualquier resto de sal y lo secamos con cuidado. El pescado habrá perdido gran parte de agua en el proceso de marinado y su carne será ahora mas firme y oscura.

Cortar en láminas de un centímetro uno de los lomos de bonito y después en cubos de 1cm x 1cm. Ponerlo en un bol y aliñarlo con un poco de vinagre de vermouth (o cualquier otro), un chorrito de aceite de oliva virgen extra y una pizca de cebollino picado. Removemos y dejamos reposar 15 o 20 minutos.
Bonito acompañado con crema fría de pimientos
Esta preparación se podría combinar con una ensalada de lechugas varias o con unas patatas cocidas, evocando a un refrescante falso marmitako. En este caso lo he acompañado de una crema fría de pimientos del piquillo, que combina perfectamente y mantiene la frescura del plato. Servir la crema con un poco de pimentón de la Vera.
Listo para tomar

11 comentarios:

c de cocina dijo...

Que pinta tiene... con lo que a mí me gusta el atún crudo/poco hecho. Tengo un trozo de atún en la nevera, creo que ya sé qué haré con él.
Felicidades por tu blog.

Doña Col dijo...

¿no lo congelas antes? Si está congelado, a mi no me da grima el pescado crudo... pero si está sin congelar...esa es otra historia

GDAPC dijo...

Rico , rico!!!
Ya llevabas un tiempo con noticias sin receta....esta me la apunto!!!

Garbancita ® dijo...

Aunque suelo congelarlo, por cuestiones de logística sobre todo, pero esta vez no lo hice y el resultado fue perfecto, porque el pescado era fresquísimo. De todos modos, creo que nos han metido mucho miedo con los parásitos del pescado crudo, cuando la carne la estamos comiendo casi cruda y no nos da tanto reparo.

Bienvenida C de Cocina, ya me contaras que tal te ha quedado la receta, por cierto muy chulas las fotos de tu blog.

Patxi, no te conteste en su momento, disculpame, pero ¿puedes ya ver los videos que publico?

Doña Col dijo...

No se si será miedo, pero me he expecializado en extraer gusanacos del pescado... puedes preguntarle a cualquiera que me conozca: los huelo... todo viene de una práctica en la facultad que consistía en extraer anisakis de una perla fresca recien comprada pasarlos a solución salina para que no muriesen y observarlos a microscopio... realmente repugnante y eso que no soy excesivamente escrupulosa...

Carlos dijo...

Creo lo ideal es comer el pescado fresco, cuando se congela de alguna manera pierde sabor.

Pachi dijo...

No, no los puedo ver, pero es cosa del servidor que usamos, asi que me conformare con imaginarmelos...:)
Seguire mirando a ver si lo soluciono.

Juan dijo...

Pues habra que probarlo porque tiene una pinta...

poskito dijo...

Pues me encanta, las 2 preparaciones, la crema fria ya esta en la bandeja de salida, esta semana cae fijo, y este pescadito, me encanta el pescado crudo, lo malo es encontrar un bonito bueno en este lado de la peninsula.

Besos desde el levante.

Lurka dijo...

Me ha encantado la idea. Una pregunta, como ves la crema de pimientos con berberechos. A mi me gusta el pescado crudo, pero estoy pensando en hacerla para unos invitados en casa y ellos si que lo tienen, entonces, con unos berberechos, que tal?

Garbancita ® dijo...

Hola Lurka!

Me parece buena idea la de los berberechos. A veces suelo acompañar la crema con unas brochetas de langostinos o gambas, así que evolucionar el concepto a unas almejas, mejillones o berberechos, está genial.