jueves, enero 24, 2008

El pintalabios marino de Koldo Rodero

Sopa de nácar con fondo marino de moluscos, crustáceos y verduras

Cuatro prestigiosos cocineros, Paco Roncero, los hermanos Roca, Koldo Rodero y Oriol Balaguer, han sido los encargados de elaborar la cena de gala que la organización de Madrid Fusión 2008 ha ofrecido a los patrocinadores, ponentes y prensa internacional. Todo un honor y una responsabilidad cocinar para un público tan selecto y exigente. Una distinción que Koldo rechazó en la edición anterior y que esta vez no ha dejado escapar, preparando un plato asombroso, sabroso y náutico.

Sopa de nácar con fondo marino de moluscos, crustáceos y verduras” ha sido la elaboración con la que Rodero ha impresionado a propios y extraños. Una impresionante recreación del fondo marino, donde se han reproducido peces, corales, algas, gemas marinas y animales fantásticos. La receta tiene mejillón, berberecho, erizo de mar y huevas de arenque. Minúsculos trozos de cardo rizado simulan ser el coral de este singular mar. La juliana de alga wakame ha sido elaborada con agua de borraja, aprovechando el sabor a ostra que destila esta verdura al cocerse. Y como si de magnificas perlas se tratase, Koldo ha introducido uno de sus ingredientes favoritos, que nunca falta en su carta, las ostras esferificadas, que explotan en boca haciendo que el toque marítimo se eleve a la máxima potencia.

Pero lo más sorprendente de esta receta, es sin duda, la sopa que acompaña a todos estos ingredientes. Una sopa tornasolada que va cambiando de tonalidades, creando ondas y que nos recuerda al nácar del interior de una ostra. Para conseguir este efecto, Koldo ha utilizado trisilicato de aluminio y dióxido de titanio, componentes ambos de las
barras de labios, los protectores solares y otros cosméticos, que en alimentación resultan totalmente inocuos y producen resultados totalmente impactantes.

Un plato que podía haber tenido un nombre tan
glam como “Pintalabios de mar”.

Felicidades Koldo por tan excelente trabajo.

7 comentarios:

Orges dijo...

http://www.ccohs.ca/headlines/text186.html

Doña Col dijo...

Guau...
Me has dejado de pasta de boniato...
¿el agua de cocción de la borraja sabe a ostras? jur...
Y yo sin darme cuenta y tirándola por la fregadera toda la vida...
¿así que cancerígeno, orges?

Garbancita ® dijo...

Pues de boca de Koldo, lo ha llevado a analizar y supuestamente no es tóxico en absoluto...

Entonces ¿las barras de labios también lo son?

Gracias por la información Orges, eres el empollón de los blogs gastronómicos ;)

Orges dijo...

Más que empollón (gracias por el piropo, ¿o no lo era?), tocapelotas.

No, estoy seguro de que a las dosis admitidas no presenta riesgos elevados de toxicidad (te puedes poner hasta el culo de sopa y seguro que no tiene consecuencias negativas), pero es que me hace mucha gracia cuando salen diciendo que lo que uno utiliza es totalmente inocuo. Inocuo es todo, y no es casi nada. Es mejor no proclamar la inocuidad de algo si no se está totalmente seguro, y es muy difícil estar seguro.

Espero que tu madre esté mejor, garban.

BocaDorada dijo...

inocuo, tóxico, cancerígeno... ¿?

Lo que es, es muy atractivo. Con lo que me gustan los pintalabios.

Estos paisajes molan también. Estaría bien uno con "corales". Lo que me da un poco para atrás son esos platos que tienen oro.

Orges dijo...

Pues mira, el oro sí que parece que no tiene repercusiones (ni negativas, ni positivas: eso de que embellece es una solemne gilipollez). Eso sí, tiene que ser de 24 kilates, porque si no es puro, lo parte que no es oro puede ser cualquier otra cosa...

En cuanto a lo del dioxido de titanio (y tantos otros aditivos), el problema está (o puede estar) en las dosis.

Carla dijo...

Les felicito por la apariencia exquisita y tornasolada de la sopa, sinembargo quisiera saber como le hacen para aplicar o disolver el dioxido de Ti en la sopa, lo hacen en caliente???, y en que proporciones se debe usar en caso de animarme a realizar I+D en mi cocina, usando mariscos???