lunes, diciembre 01, 2008

La lista de la lista (de la compra)

Sí, yo soy de la que se hace listas para hacer la compra. Me da una rabia tremenda hacer la compra y darme cuenta, al llegar a casa, que he olvidado, por no haberlo apuntado, el papel higiénico, cuando justo esa mañana había acabado el último rollo. Y es que la ley de la probabilidad nunca está de mi lado; si he ido a la tienda exclusivamente a por aceite, volveré con una decena del productos, pero me habré olvidado del aceite.

El caso es que, ahora los listos de las listas estamos siendo observados, analizados y estudiados, desde el blog
Lo que España compra..., un simpático sitio en el que publican las notas de la compra que se van quedando olvidadas en carros, mostradores y cestas. Allí he descubierto que en vez del papel higiénico, es más corto poner papel kk, que la gente extreñida compra aceite barato, pero usa suavizante del güeno y que el personal tiene verdaderos problemas para escribir correctamente yogurt.
A partir de ahora estaré muy atenta de no perder mis listas de la compra, no vaya a ser que me pillen en algún tipo de relax ortográfico, o que se descubra que tengo problemas de regularidad intestinal (que no es el caso, lo mío es puntualidad británica).
Creo que ésta podría ser una buena solución para no arriesgarse a perder la lista de la compra. Con estas etiquetas, una vez hecha la lista, te la tatúas en la mano, y de no ser que sufras una amputación involuntaria, tu compra quedará en el más absoluto de los anonimatos.

Los partidarios de las
listas de la compra, además de disponer de herramientas online, en páginas como la de Arguiñano, disponen de plantillas de Excel para hacer listas como un verdadero profesional: productos organizados por categorías, casillas anotar las marcas del producto, la cantidad... a los que luego se les pueden aplicar herramientas de ordenación y autofiltros. ¡Casi ná!

Si estáis dispuestos a pasar a mayores, o ya sois unos verdaderos adictos de las listas, este gadget puede ser el colmo de vuestra felicidad.

9 comentarios:

natalika dijo...

Jiji... yo también descubrí "Lo que España compra" hace unos días y estoy ya enganchá!

Yo también soy de las que hace listas (no sólo para la compra sino para todo, en realidad). Es lo que tiene ser una neurótica de cabo a rabo.

En mis listas de la compra, no sólo anoto lo que voy a comprar, sino también los platos que voy a cocinar con esa compra durante toda la semana (así no se me olvida ya desde el lunes lo que toca cenar el viernes... dios mío, soy una súper-friqui). Me has alegrao el día con todos esos gadgets, sobre todo las plantillas de excel (otra de mis adicciones) me han chiflao - ¡gracias! :-D

Carlos Dube dijo...

Yo voy a la compra varias veces a la semana, principalmente porque soy adicto, y eso no lo puedo negar. Es un sitio dónde desconecto, y además descubro siempre cosas interesantes por la cantidad de sitios que intento moverme.

De rebote he aprendido mucho en cuanto a precios, gangas y por supuesto abusos, y soy partidario de la cocina de mercado de todas todas. Por eso suelo apuntar lo que necesito en pocas listas de compra, porque la mayor parte de las veces, maquino in situ, pero no todas.

Aunque para el que se desorienta y 'pica' es recomendable siempre llevar lista, si la hace que la haga en uno de los mejores inventos del mundo, en un post-it. Nada más útil y práctico, aunque el gadget que sugieres es la panacea.

Interesante blog éste de las notas de compra.

Un saludo Garbancita.

Doña Col dijo...

mmmm ... liiiissssstas
no se como he podido vivir hasta ahora sin el último gadget que enseñas...

pasta fresca dijo...

Yo también soy adicta a las listas, sobre todo teniendo en cuenta que me encanta comprar en las tiendas de barrio, ya que tengo la grandísima suerte de vivir en una ciudad pequeña y disponer de dos mercados semanales al lado de casa. O sea que la lista se impone si no quiero, como dice Carlos, meter en mi cesta más de lo que cabe en mi nevera. Brutal el post!

Anna dijo...

Muy güeno!
Parece que estas listas las hayan escrito mis alumnos... Je, je!

Garbancita ® dijo...

De neurótica a neurótica, yo también anoto los platos que voy a cocinar con los ingredientes, pero lo mío, Natalika, es bastante peor. Después de hacer listas con todo lujo de detalles, ¡me las dejo en casa!

Al final acabo haciendo como Carlos, disfruto paseando por los mercados y supermercados, dejándome seducir por los pocos productos que no conozco o por nuevas marcas. Es cierto que se aprende mucho de precios y abusos, con los consiguientes cabreos que suponen. Como consecuencia he ampliado mi campo de acción y voy a tiendas donde nunca se me hubiese ocurrido mirar. Ahora, he encontrado donde comprar verdura directamente al productor. Ya os contaré porque la calidad y los precios, son de verdadero escándalo.

Besos a todos!

Ajonjoli dijo...

Yo soy una auténtica "profesional" de la lista. Me instalé un programita que no es más que una base de datos en la agenda eléctronica, en la que sólo tienes que "cliquear" lo que debes comprar y hasta puedes ir actualizando los precios del super, para saber lo que va a costarte.... ¿qué te parece? ¿soy o no soy una freaky?
Así que si me dejo la lista en el carro, me dejo la agenda, y eso sí que me iba a dar un disgusto....

Garbancita ® dijo...

Ajonjoli eres una tecnomaruja!!

Creo que te vas a llevar el premio a la compradora más freaky de este lado de la galaxia.

Besos guapa! :D

Carlos Dube dijo...

Jolín Garbancita, entonces... ¡has tocado el techo!. Me alegro por ti. Pues ya te preguntaré que valen ciertas cosas a precio de productor ;). No hay envidia que por bien no venga. Un saludo.