sábado, febrero 14, 2009

Arroz venere con vieiras, aire de melisa y alioli de tomates secos


Una receta especialmente indicada para este día de San Valentín, ya que su ingrediente principal, el arroz venere, hace referencia a la Diosa romana del amor, la mitológica Venús (Venere en italiano). Este precioso arroz integral de color ébano, tiene un intenso aroma a frutos secos, y es rico en proteínas y sales minerales. Combina especialmente con pescados, mariscos y crustáceos, y nada mejor para una fecha especial, que acompañarlo de unas vieiras. Al tratarse de un arroz de grano entero, necesita un tiempo de cocción mucho más prolongado que el arroz blanco, aproximadamente una hora.

Este arroz negro venere, lo he conseguido a través Italian Delicat, una exclusiva tienda online de productos gourmet italianos. Entre su gran selección de artículos de alta gama, podéis encontrar pastas, arroces, setas, trufas, aceites, vinagres, confituras, mermeladas, licores, vinos, especias, conservas, te, cafés, y también dulces y chocolates.
Italian Delicat dispone de productos tan originales como la gelatina de cerveza, el arroz rojo silvestre, la miel a la trufa de Alba, los tagliatelle de huevo a la trufa, la polenta a la trufa, la compota de fresas al bálsamico, o la mermelada de mandarina siliciana al cognac, entre otros muchos. Os recomiendo que os deis un paseo por sus pasillos virtuales, seguro que encontráis más de un artículo que se os antoja irresistible. Sus precios son muy competitivos y los envíos, además de rápidos y eficaces, resultan muy económicos.

Ingredientes [para 4 raciones]
250 gr. de arroz venere
12 vieiras
1 manojo de
melisa
4 gr. de lecitina de soja
1 huevo
50 gr. de tomates secos en aceite
1 ajo
Aceite de oliva virgen extra
Agua
Pimienta negra con limón
Sal gruesa y sal maldon

Elaboración
Poner al fuego una cazuela con un litro de agua. Cuando comience a hervir, se añade un puñado de sal gruesa y el arroz. Cocer de 50 minutos a una hora, removiendo de vez en cuando. Una vez el arroz esté en su punto, escurrimos el agua, lo salteamos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y le añadimos un golpe de pimienta negra molida al toque de limón (se trata de un preparado de pimienta y cáscara seca de limón).
Para el alioli de tomates secos, ponemos en el vaso de la batidora el huevo, los tomates secos con su aceite y el ajo. Triturar hasta tener una textura densa. Según si es necesario, se puede añadir más aceite para espesar o bien un poco de agua para rebajar la mezcla.

El aire de melisa, ponemos el manojo de melisa o hierba limón en el vaso de la batidora, le añadimos 100 ml. de agua y la lecitina de soja. Triturar con la batidora, hasta que se forme una espuma abundante y consistente. La melisa, también conocida como citronela, tiene un aroma intenso a limón, pero sin la acidez característica de este cítrico.

Marcar las vieiras en una sartén bien caliente, con unas gotitas de aceite. Salar con unas escamas de sal maldon.


Emplatamos el arroz con la ayuda de un molde, colocando un cordón de alioli de tomates secos alrededor. Sobre el arroz, disponemos las vieiras y sobre cada una de ellas, una pequeña nube de aire de melisa.
Feliz día de San Valentín

9 comentarios:

Margot dijo...

Que delicia.
Oh Happy Day.
Besos
Margot
PD:Otro dia paso y te pregunto.

Zerogluten dijo...

Por qué por más veces que te visito no dejas de sorprenderme nunca.
Tu plato además de estar super requetebueno, tiene un juego de colores y de texturas que es para volverse loco.
Aquí no es fácil encontrar vieiras frescas, allí si?
Ahora mismo no funciona el enlace de la tienda, pero en cuanto se ponga bien, me pego un paseo por la tienda, que tiene que ser interesante.
Gracias guapa por todo lo que nos aportas. Besitos

La criticona :P dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laura dijo...

Hola Garbancita!!

Encantada de pasar por esta maravilla de blog cada vez que tengo un minuto libre y enhorabuena por el gusto que tienes para hacer las cosas.

Yo estoy empezando con un blog de cocina, pero algo mucho más modesto y simple; aunque supongo que le pongo el mismo cariño que tu.

Muchas gracias por compartir estas delicias y me gustaria que si tienes un momentillo te pasaras a echar una ojeada al mio: a-ojo.blogspot.com

Un Beso.

sol dijo...

Precioso plato, los colores increíbles y los ingredientes exquisitos. Me fascina la melisa y las vieiras. El arroz venere no lo conozco, pero me ha encantado su color.

¡Saludos!

María Lunarillos dijo...

Esto tiene una pinta espectacular. No conocía este tipo de arroz. Y ese alioli de tomates me ha dejado ko. Te felicito. Tienes un blog sensacional.

Un beso.

Carlos Dube dijo...

¿Un arroz que se cuece en 50-60 minutos?. Madre mía, integralismos al poder. Nunca lo he probado y seguro que está fantástico. Lo has preparado de fábula Garbancita.

Gran compra la que has hecho en esta tienda que tiene muy buen aspecto. Me encanta el contenido y continente de la mermelada de mandarina.

Un saludo.

natalika dijo...

Madre mía, le dejas a una de piedra... ¡Con lo que me gustan los arroces y las vieiras! Si la llego a pillar antes esta receta hubiera caido en el menú de San Valentín seguro - aunque no te creas: estabas igual de presente porque hice de primero tu crema de setas con tomates secos y parmesano... y ¡estaba de muerte!

;) Salu2!

Garbancita ® dijo...

Margot, me tienes intrigada con la pregunta… jaja.
Cuando tú quieras reina ;)

Zerogluten, estas vieiras en concreto son congeladas. Las compro por toneladas en Francia y son de la zona de la Bretaña. Aquí no las encuentro de la misma calidad y sin el coral. Al descongelarlas no sueltan apenas agua y la carne es prieta y sabrosa después de cocinarlas. ¿Has podido ver ya la tienda?

Laura, sabes que ya tenía fichado y puesto en mi lista de feeds a tu blog? Bienvenida a la familia de bloggers gastronómicos :)

Sol, el arroz venere es tan misterioso por su color, como sabroso por su sabor. Después de cocerlo, el agua queda teñida de un intenso negro, que he leído se puede usar para cocer otros alimentos y trasferirles la negrura.

María Lunarillos, ese piropo viniendo de la repostera con las tartas más originales y preciosas de la blogosfera, es un halago de los de enmarcar. Muchas gracias ;)

Carlos, creo que incluso podría estar más tiempo cociéndose, pues para mi gusto quedó un poco duro, normal siendo un arroz integral. Es curioso, porque en muchas recetas lo usan para risotto, cuando es totalmente inviable para ese uso, ya que no suelta almidón, al tener el grano entero y la durísima cáscara no dejar soltarlo.

Sobre el bote de mermelada de mandarina… es como esos tarros maravillosos y carísimos de cremas antiarrugas. Me va a dar pudor abrirlo de lo chulo que es!

Natalika he sido la invitada ausente de tu menú de San Valentín!? Me alegro mucho de que triunfases con la crema… Jo, me has dado envidia y creo que tengo setas en el congelador… Ñam!

Besos a todos