lunes, agosto 31, 2009

El queso más caro del mundo cuesta 4.100€

Miguel Ángel Iriarte Seguín, Iñaki Idoate y Javier Díaz
Miguel Ángel Iriarte Seguín, Iñaki Idoate y Javier Díaz
Ni el caviar, ni la trufa blanca, ni el azafrán… el producto más caro del mundo fue ayer el queso de pastor ganador del 28º Concurso de quesos de leche cruda de oveja latxa de Navarra. La puja por media pieza de este queso batió nuevamente los récords anteriores, cuando Iñaki Idoate y Javier Díaz, propietario y jefe de cocina respectivamente del Restaurante Alhambra de Pamplona, ofrecieron la cantidad de 4100€
Queso de pastor ganador del XXVIII Concurso de quesos de leche cruda de oveja latxa de Navarra
Queso de pastor ganador del XXVIII Concurso de quesos de leche cruda de oveja latxa de Navarra

Entre los 25 quesos presentados a concurso, el elaborado por Mª Mar Castro Sanz y Miguel Ángel Iriarte Seguín, de la Quesería Urrizaga, fue declarado ganador absoluto con 695 puntos, con una diferencia de más de 130 ptos. respecto al segundo clasificado. Este joven matrimonio de queseros de la localidad navarra de Abárzuza, elabora sus quesos de forma totalmente artesanal, con leche procedente de su rebaño de 150 ovejas latxas. Una producción limitada en cantidad, que les permite cuidar al detalle la calidad de sus quesos.
Miguel Ángel Iriarte Seguín ganador del concurso de quesos
Miguel Ángel Iriarte Seguín ganador del concurso de quesos
Iñaki Idoate y Javier Díaz, del Restaurante Alhambra ganaron la subasta pagando 4100€ por el queso
Iñaki Idoate y Javier Díaz, del Restaurante Alhambra ganaron la subasta pagando 4100€ por el queso
Una vez se comunico al público cual era el queso ganador, dio comienzo la subasta del medio queso restante, después de la cata realizada por un jurado profesional compuesto 21 miembros, entre los que había queseros, cocineros, hosteleros y gourmets. La puja comenzó con la oferta de 2500€ por parte del programa televisivo de ETB “Sustraia”, cantidad que fue creciendo entre las ofertas del Restaurante Tubal, el Restaurante el Peregrino, el Alhambra, y el ganador de la subasta del año pasado, una empresa de ambientadores, que se llevó el queso por 4070€. Fue el cocinero Javier Díaz quien hizo la última oferta, de 4100€, con la que consiguió llevarse los 600gr. del queso ganador para el Restaurante Alhambra.
José Marí Uztarroz con el queso ganador momentos antes de la subasta
José Marí Uztarroz con el queso ganador momentos antes de la subasta
Momento en el que Javier Díaz hace la última puja por el queso
Momento en el que Javier Díaz hace la última puja por el queso
Las reglas del concurso establecen que los quesos presentados sean elaborados únicamente con leche cruda de ovejas de raza latxa y/o roncalesas (ambas autóctonas), que sean de la propia explotación del concursante. Cada pieza de queso ha de tener entre 1 y 2 kilos, y una curación mínima de 60 días. Además cada uno de los quesos ha de tener su correspondiente placa de caseína incrustada en la corteza, de forma que certifique que cumple con la normativa para la elaboración artesanal del queso de pastor.
Alex Múgica del Restaurante La Perla y Atxen Jiménez del Túbal, entre otros miembros del jurado, observando uno de los quesos del concurso
Alex Múgica del Restaurante La Perla y Atxen Jiménez del Túbal, entre otros miembros del jurado, observando uno de los quesos del concurso
Miembros del jurado oliendo en la cata
Miembros del jurado oliendo en la cata
En el concurso de guiso de oveja, fue la Sociedad Gastronómica Gazteluleku de Pamplona la que ganó el premio de entre las cinco sociedades presentadas a concurso. Realmente sabroso este guiso, que tuve oportunidad de probar, y que sirve para ensalzar las propiedades gustativas y nutritivas de la carne de cordero lechal.
Guiso de cordero de la Sociedad Gazteluleku, ganador del concurso
Guiso de cordero de la Sociedad Gazteluleku, ganador del concurso
Iñaki Idoate y Ángelo Cambero del Peregrino, catando los guisos de cordero
Iñaki Idoate y Ángelo Cambero del Peregrino, catando los guisos de cordero
En el Artzai Eguna también se pudo disfrutar de la gastronomía local, en puestos donde se podían comprar productos artesanales y de producción propia, como espectaculares tomates con Euskolabel, setas y hongos, pastel vasco y todo tipo de tartas y dulces, frutos secos, conservas… y un sin fin de artículos a cada cual más delicioso. Era obligada la visita al puesto de talos, donde las tortas de maíz se elaboraban in situ, y se podían degustar rellenas de txistorra o panceta.
Hongos Beltzas
Pastel vasco
Tomate de caserio con Euskolabel
Otro de los grandes atractivos de esta feria, es la posibilidad de ver en directo la elaboración de trabajos de artesanía; cardado e hilado de lana de oveja, forja de hierro, talla de madera, elaboración de cestos… Impresionante ver el concurso de esquilado de ovejas, donde en apenas unos minutos la oveja quedaba completamente pelada, sin apenas balar o moverse. También se exponían vanguardistas cocinas económicas, con placas vitrocerámicas, chimeneas, tronchadores de troncos mecánicos, y todo tipo de artilugios de uso rural.
Casero
Kaikus de madera hechos a mano
La jornada matutina del Artzai Eguna, nos dejó tan exhaustos, que no nos quedaron fuerzas para disfrutar del Campeonato navarro de perros pastores que se celebraba por la tarde, ni de la degustación de cordero de Navarra a la brasa que se ofrecía después… una lástima. El año que viene lo intentaremos de nuevo.
Utensilios de cocina hechos a mano
Cocina económica de la marca Lacunza
Quiero agradecer la invitación y mandar un fuerte abrazo a José María Uztarroz, organizador de este evento y Presidente del Consejo Regulador de la denominación de origen Idiazábal. Gracias a él, el mundo del queso, de las ovejas autóctonas y de los pastores rurales, tienen el digno reconocimiento que merecen ¡Eskerrik asko José Mari!

8 comentarios:

Carlos Dube dijo...

Excelente e intenso reportaje Garbancita. Mejor descrito imposible, como siempre, además nunca había visto esta curiosa subasta de parte del queso idiazabal. Te lo pasarías pipa allí. Un saludo y gracias por enseñárnoslo.

Pater dijo...

Gracias por tan interesante descripción del Artzai Eguna, siento que he estado en el sin levantarme del sofá. El año que viene intentare acudir.
Gracias por tu trabajo Garbancita.

Garbancita ® dijo...

Carlos, aunque parecido en muchos aspectos, el queso de pastor no es lo mismo que el Idiazábal. Este segundo es una denominación regulada, del queso de pastor. En ambos casos ha de ser un queso de leche cruda, de oveja latxa (caranegra o cararubia), pero (de estoy no estoy segura al 100%, pero me informaré), el queso de pastor es siempre artesano, mientras que el Idiazábal es en muchos casos industrial.

Un día haré un post extenso sobre el tema, porque hay incluso quesos piratas en todo este mundillo.

Besos Carlos

Garbancita ® dijo...

Gracias a ti Pater!

La verdad es que sólo me faltó poder probar el queso ganador, lo demás lo viví tan intensamente como lo he contado.

Nos vemos el año que viene!

Saludos :)

Sinestesia Gastronómica dijo...

Como siempre, interesante y divertido reportaje. No sabía de la existencia de este Concurso de quesos de leche cruda en Navarra y eso que ya va por el número 28, con lo que es ya un veterano. Madre mía, si que les salió caro el trozo de queso al restaurante Alhambra, se llevaron toda una joya gastronómica. ¡Qué bárbaro,4100 euros!

Gracias por transmitirnos una jornada tan intensa y variopinta.

Besines

pocohecho dijo...

Impresionante, si fuera por mi pagaría ese dinero por el queso y no por el caviar...siempre que voy por el norte intento traerme un idiazábal...

Saludos
Jorge
http://pocohecho.wordpress.com/

Garbancita ® dijo...

Marta, aquí en la zona de Euskalherria es muy habitual concursos de ese tipo, en los que los quesos llegan a precios estratosféricos. Ya sabes como son los vacos, todo a lo bruto :D

Besos guapísima!

Garbancita ® dijo...

Hombre Jorge, teniendo en cuenta que el puesto del quesero estaba allí mismo y te podías llevar un queso de la misma producción por 20€... me parece a mí, que mejor te llevas 200 quesos por el precio de medio :)

De hecho el Alhambra se llevó una porretada de quesos de la Quesería Urrizaga a precios más morales.

Un beso pichón!