viernes, julio 19, 2013

Restaurante Atrio - Cáceres

Restaurante Atrio
Dos estrellas Michelín  -Relais & Châteaux
Atrio es uno de esos restaurantes excepcionales en todos los sentidos; su ubicación en la antigua ciudad amurallada de Cáceres, su impactante arquitectura obra de Tuñón y Mansilla, su sofisticada pero excelentemente argumentada cocina y, posiblemente, la bodega más completa e impactante del planeta con la mayor colección de Chateau d'Yquem del mundo.

La de Toño y José es la historia de dos jóvenes impulsivos y un tanto inconscientes, que hace 28 años decidieron dar un cambio de registro a sus vidas y abrir un restaurante en el centro de Cáceres, sin tener ni idea de hostelería y restauración. De carácter exigente y curioso, pronto comenzaron a buscar la forma de nutrir su necesidad de saber más y de hacerlo mejor.

Visitas, colaboraciones y stages en otros restaurantes llevaron a Toño Pérez, Jefe de Cocina de Atrio, a alcanzar la maestría culinaria al nivel de la excelencia, llegando a ser representante de España en el Bocuse D’or en 1993 y Premio Nacional de Gastronomía en 1998.

Por su parte José Polo comenzó a dar forma a la que sería la bodega más singular y mejor nutrida que se conoce. Todo un tesoro líquido que reposa en los sótanos de Atrio en forma de templo circular, con una imponente aura ritual.

La elegancia de su cocina se retrata en las imágenes que podéis ver, pero la sutileza con la que se manejan los matices y la excelente ejecución de la técnica, resultan muy difíciles de trasladar si no pruebas sus platos. Los productos más emblemáticos de Extremadura son el hilo conductor de su menú, en el que Toño es capaz de equilibrar a la perfección tradición y modernidad sin la más mínima distorsión.
Toño Pérez, Jefe de cocina del Restaurante Atrio. Un tipo autodidacta enamorado de los productos de su tierra, con los que se inspira para ejecutar, de forma brillante, platos de una sutileza excepcional
El menú que degustamos para la ocasión fue diseñado especialmente para la DO Picota del Jerte, producto que se encuentra ahora mismo de temporada y que demostró ser un perfecto protagonista, adaptándose a una variada gama de registros culinarios. 
Macaron de remolacha con apio y caviar
Tartar de zamburiña con perla de citrícos
María sangrienta - Bloody Mary de cereza, beberechos y helado de cebolleta 
María sangrienta - Bloody Mary de cereza, beberechos y helado de cebolleta 
Capuccino de foie, hongos y maíz
Gamba marinada, ensalada de brotes, crema agría y caviar
Loncheja (oreja de cerdo) especiada y fetuccini de calamar con toque de pimentón de La Vera, curry y coco
Bogavante rojo picota con tierra cremosa de remolacha y manzana
Mero en dos cocciones con coliflor, alcachofas, habas y almendras tiernas
Pluma ibérica, foie y jugos reducidos de cereza con cremoso de berros 
Binomio de Torta del Casa (helado al fondo y al natural al frente) con contraste de membrillo y aceite de vainilla
Sopa de cerezas y frutos rojos de La Vera con sorbete de coco
Nuestra particular Sacher en jugo de picota y cacao (siete formas diferentes de interpretar el chocolate)
La cereza que no es cereza; un trampantojo de gelatina de cereza, rabito de chocolate negro y huesos de chocolate blanco
Restaurante Atrio
Relais & Châteaux
Plaza San Mateo 1
Cáceres
927 24 29 28

2 comentarios:

Matias chef Quinoa dijo...

Espactacular

Juan Manuel Fraile dijo...

Me alegro de que no te hayas dejado llevar por el tremendismo de los que califican a este restaurante como el mejor de España.


Efectivamente, es un lugar excelente. Pero, al menos en mi, cuando uno se gasta el pastizal que cuesta cenar en un sitio como este espera sentirse impresionado y emocionado con su gastronomía. O sea, tener una experiencia igualmente excepcional. Lamentablemente, no fue ese nuestro caso. Hay locales que, por mucho menos, me han hecho disfrutar mucho más.

Lo mejor: el tartar de gambas marinadas, las botellas de Oporto Vintage de finales del S.XIX y la humildad de José.

Lo peor: no haber quedado satisfecho.