jueves, febrero 13, 2014

Made in the moon by Quique Dacosta, el spot



Hace unas semanas se estrenaba en Madrid Fusión uno de los trabajos audiovisuales de Manuel Toro para Elenna, en el que he colaborado asesorando y coordinando la parte gastronómica: El vídeo del menú “Made in the moon” de Quique Dacosta.

Esta pieza fue grabada a mediados de julio de 2013, y carece de cualquier tipo de preproducción gastronómica. Son los platos tal y como salen a la sala del Restaurante QuiqueDacosta, tal y como se sirven a cualquier comensal. De la cocina a la mesa, sin ningún tipo de artificio ni truco. Algo que, además de demostrar la fuerza estética de estos platos, deja claro el rigor y la constancia culinaria de todo el equipo de Quique. De hecho, una vez grabado cada uno de los platos por Toro, yo pasaba a fotografiarlo, para documentarlo y divulgarlo en redes sociales, y posteriormente degustarlo.

Montamos un pequeño set de rodaje en uno de los comedores, que nos dejaron en exclusiva para poder trabajar, y junto a la inestimable ayuda de Didier Fertilati, trabajamos durante algo más de 8 horas para conseguir todo el material necesario para editar el vídeo (incluidas las imágenes de Quique y una entrevista todavía inédita). Grabar al ritmo del menú suponía trabajar sin red, ya que el momento era único y no se podía recuperar ni retroceder. 

Narrar un menú de más de 40 platos de forma dinámica y seductora, sin que resultase monótono, era uno de los retos de este vídeo. La solución nos la dio el propio menú y su inspiración en la luna. Optamos por contar cada uno de los platos desde dos perspectivas: en la primera de ellas, la elaboración representaba al satélite terrestre en el espacio y la cámara gira a su alrededor, siguiendo la órbita elíptica que genera su eje gravitacional. En una segunda toma, la luna (el plato) se describe desde una óptica cenital, tal y como se vería desde la Tierra.

Para mantener esa sensación de nocturnidad en la que se desenvuelve la luna, las tomas de la sala y el equipo están realizadas con un anillo de luz, que potencia esa sensación. Buscábamos transgredir y romper el tópico de contar lo que pasa en un restaurante de día, cuando una parte importante de los servicios suceden de noche, cuando ya se ha ocultado el sol.

Cada uno de los platos se van sucediendo en una secuencia en la que la música tiene una especial importancia, gracias al in crescendo de la sintonía, que hace que la atención no decaiga. Una melodía moderna que se aleja de la música que suele acompañar a las piezas audiovisuales de contenido gastronómico. El tema se llama Texan Stomp 2 de Dave James.

Muchísimas gracias a Quique Dacosta y todo su equipo, por su profesionalidad, afecto y todas las atenciones prestadas. 

Espero que os guste :)

1 comentario:

Juan Cristian Lopez Helbenso dijo...

El video ya molaba, saber el concepto de los puntos de vista luna-tierra, hace que lo haga mucho más.