jueves, junio 29, 2006

Pimientos del piquillo al horno

Receta muy simple con un resultado espectacular.
Ingredientes
1 bote de
pimienticos de piquillo
2 cucharadas de azúcar moreno o miel
Sal
Aceite
Romero y tomillo fresco

Preparación

Colocar los
pimientos en una fuente para horno, añadiendo el jugo que quede en el bote de la conserva. Ponemos sal y después espolvoreamos el azúcar moreno sobre los pimientos. Colocamos el romero y el tomillo encima y lo rociamos todo con aceite. Introducimos en el horno durante 20-25 min. dependiendo del grosor de los pimientos, a una temperatura de 160º aprox.

Se pueden tomar calientes o tibios, e incluso fríos están deliciosos. Propongo acompañarlos de pan tostado untado con “
pate de ajo”. La receta la tenéis en el blog de “Pisto y no Pisto”, sólo que modifiqué un poco la receta original. Seguís todos los pasos propuestos en la receta, pero yo sugiero engordar el puré de ajo con aceite, queda mucho más cremoso y gana volumen. Simplemente le vais añadiendo aceite al puré y majando poco a poco en el mortero, hasta que se amalgame. Misterios de la ciencia, el ajo cocinado así no repite, ni te margina socialmente.
A güan! A peich A gromenaguer!! Papa Piquillo

5 comentarios:

Lurka dijo...

Tengo un bote de pimientos del piquillo abierto en la nevera de hace unos días. Así que esta noche cae!! :-D

Iban dijo...

mmm...(sorpresa reticente)...mmm (de nuevo)... :)
Y entonces...me dices que el sabor de los pimientos no se estropea con la miel/azucar y las especias?
Yo soy gran amante de los pimientos asados...pero me parecen tan sublimes, y con un dulzor tan especial, que da no se que echarles azucar...no se si me explico. Y que conste que me gusta mucho probar cosas y sabores nuevos (recuerdo la temporada que me dio por el oximiel)...
Pero bueno...si tu lo dices ;) pues habra que probarlo...

Ah, lo de los ajos tiene muy buena pinta. A mi me gusta poner una cabeza envuelta en papel albal en las brasas y dejar que se haga sola (o una cebolla) pero no habia dado el paso de hacer pure y guardarlo como condimento...simplemente me comia los dientes con fruicion...

pisto dijo...

El uso del aceite me parece interesantísimo. De hecho, yo lo uso como conservante. En un bote pequeño pongo el puré y lo cubro con una capa fina de aceite para evitar que se oxide. Al final algo se mezcla, claro. Y, si no, lo forzamos a que se mezcle ;-)

Feclicidades por el blog.

Garbancita ® dijo...

Iban, yo creo que quedan deliciosos, quizás para una lengua más purista no sea así, pero si los acompañas con un buen chuletón o solomillo, levitas. Puedes optar por poner menos azúcar, pero tampoco se nota tanto, ni tampoco las especias.

Pisto, te he copiado ese truco de mimar el puré y cubrirlo con aceite, muy bueno!. El aceite ha sido para hacer crecer la receta. Lo engordas con aceite y le das la categoría de "paté de ajo". Con un par :D

Lurka ya me contaras que tal ;)

Lurka dijo...

Garbancita, los pimientos buenísimos solos y acompañados porque también hice el paté de ajo y puse ambas en pan y las coroné con unas anchoas en salazón… Pa morirse de gusto!!