viernes, octubre 06, 2006

Bombones de vinagre

Soy adicta al vinagre desde que tengo uso de memoria. Me parece el aderezo más sublime de todos y cuando paso unos días sin probarlo, me entra síndrome de abstinencia y necesito comer algo aliñado con vinagre. Con propiedades conservantes y antisépticas, el vinagre ha acompañado al hombre y la gastronomía desde hace más de cinco mil años, aportando beneficios como depurar y revitalizar nuestro organismo.
Hoy en día la variedad de vinagres es enorme; de diferentes tipos de uvas y vinos, de frutas, de arroz, aromatizados con hierbas… Existe un vinagre para cada ocasión o plato. Aunque está muy presente en la elaboración de salsas agridulces, me sorprendió mucho encontrar estos bombones de vinagre de Enric Rovira. Se trata de dos variedades diferentes, una es una Trufa de chocolate al vinagre Chardonnay y la otra Trufa de chocolate al vinagre Cabernet Sauvignon. Me resultaron deliciosos por el equilibrio agridulce que el vinagre Forum aporta a esta mezcla.


De todas formas, los bombones me supieron agridulces por partida doble. El primer motivo es obviamente el relacionado con el paladar, el segundo fue por las condiciones en las que me vendieron los bombones. Los compré en la tienda de productos gourmet que está en el Kursaal de Donosti. El primer detalle que me llamó la atención es que caducaban en menos de un mes. Me puse en contacto con el Dto. de Producción de Enric Rovira y me explicaron que sus productos tienen una fecha de caducidad de tres meses, ya que no contienen conservantes. Vamos, el producto no llevaba mucho tiempo en la estantería como imagine en un primer momento. Fantástico. El problema es que los bombones estaban blanquecinos por fuera y habían perdido todo su brillo, como consecuencia de no haber sido conservados a la temperatura adecuada. Un local estupendo, totalmente acristalado, que el día que permanece cerrado y sin aire acondicionado, tiene que ponerse como un horno. Botellas de vino en vertical, botes de conservas y chocolates al sol... un desastre.

Algo que no me parece muy lógico de una tienda de productos gourmet. Vender productos de calidad y tratar así el producto, no es de recibo. No debía de ser mi día, porque compré un par de bolsas de tomates secos en otra tienda gourmet, esta vez al lado del mercado de La Bretxa y a los pocos días había bichos revoloteando dentro. ¡Así tal cual!

Desde aquí pediría a los establecimientos gourmet que estén a la altura de los productos que venden. Que no se trata de tener tiendas con una estética imponente y luego ningunear los productos, que es lo realmente importante. Las indicaciones almacenamiento y temperatura de los productos, también son para ellos, no sólo para el consumidor.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece de lo más lógico. Se de ciertas grandes cadenas de supermercados que en verano con los picos de consumo energético se les va la luz y no rearman sus equipos de frío, ni tienen generadores secundarios... Amos hombre, ¿dónde está la seguridad alimentaria? Así que vas a comprar tus helados toda pincha y cuando los vas a abrir en tu casa te los encuentras totalmente amorfos, re-congelados, con unos cristalacos de hielo impresionantes y la nata enranciada.
Ante estas situaciones se tiene que devolver el producto, SIEMPRE, y si se ponen farrucos en la tienda, se va a la OCU o a cualquier asociacion de consumidores (normalmente no hace falta porque cuando mentas y amenazas con lo que vas a hacer se ponen de lo más amable)...
Pa'macarra yo, vamossssss

Chichi dijo...

aah! bombones con nucleo de vinagre! se me hacen los dientes largos y me pegan chiringazos las amigdalas! :D

Anónimo dijo...

QUE interesante quiero unos!!!!
tratare de probarlos cuando viaje en Noviembre!!!!
Mi cocina no esta lista aun!!!!!!!!!!!!!!! estoy desesperada... en cuanto termine te mando fotos
Un saludo
Diggliana - Sentidos Culinarios

PD me cambie a Beta y no se porque no puedo dejar un mensaje...

Garbancita ® dijo...

Tienes razón Patricia, tenía que haber reclamado, pero para cuando vi el estado de los bombones ya estaba a muchos kms de allí. Aunque lo de los bichos me parece mucho mas grave. Lástima que me dio por matarlos en vez de sacarles fotos para que los vierais.

Diggli ¿vienes de viaje a España? Ya te daremos datos de productos que comprar y lugares que visitar.
Paciencia con esa cocina, las cosas buenas se hacen esperar.

Alejandra Feldman dijo...

Hola Garbancita, Por un lado, me encanto tu dato, pero por otro estoy totalmente contigo, que de verdad es un desastre lo poco que cuidan los productos, los locales gourmets.
Me parece excelente que pongas aqui los datos, asi por lo menos a unas cuantas no nos ocurrira lo mismo al comprarlos.
Y me quedo la duda, estaban realmente ricos, los bombones???
Bueno cuando vaya por alli los probaré!
Un saludo grande de tu amiga de las camaras"!!! jijij
ALe
http://www.cocinaconencanto.blogspot.com

Marisa dijo...

Pues ya somos dos adictas al vinagre, mija.
Si ves la cantidad de ellos que almaceno y consumo, flipas.
Ay calla, que se me hace la boca agua :-D

Garbancita ® dijo...

Alejandra los bombones, aún con todo estaban buenísimos. Si tenéis oportunidad probadlos, merece la pena.

Hace años oí algo curioso, que los niños que toman mucho vinagre, no crecen... Seguro que es una gilipollez del tamaño de una catedral, pero en mi caso se cumple esa profecía. Soy una minigirl pocket xD

Algún otro/a adicto al vinagre que se haya quedado tamaño pigmeo?

Anónimo dijo...

Jajaja
Pigmea no se, pero tengo tamaño rompetechos.
Me gusta mucho el vinagre, lo mejor del mundo es echar mucho a una ensalada de pepino y que se pase.... ggggg
De pequeña alguna que otra vez me he pegao un lingotazo a escondidas de la botella de vinagre y según tu teoria se me debió agriar el cartilago del crecimiento...
Juas

tiriti dijo...

A mi no me gusta el vinagre y no soy muy alto, unos 1.70, así que no es verdad esta leyenda urbana. En cuanto a esta casa de bombones me regalaron unos redondos que tenían una ranura para poner en copa, de un cacao superior.

Pachi dijo...

Curiosos los bombones de vinagre...Yo ahora estoy dando cuenta de unas tabletas a la pimienta de Jamaica de lo mas interesante.Hasta de anchoa he probado los bombones...:)

Y en cuanto a la altura, pues no se.Soy de los que chorrean las ensaladas con vinagre hasta bien empapar y ando en el 1,80.Espero que no me encoja otra cosa!!! :)

tiriti dijo...

Hoy lunes en Directo al Paladar tienen un post de los bombones de Rovira igual que el tuyo Garbancita, me parece que a los de Directo al Paladar les gusta mucho tu blog o les repite el ajo

Garbancita ® dijo...

Si les gustase mi blog, me reconocerían como fuente o vía de información.

En fin, no se puede gustar a todo el mundo...

;)

Garbancita ® dijo...

Al final esto de vinagre y el crecimiento, no va a ser más que otra de esas advertencias absurdas y basadas en el miedo que nos dicen de niños y adolescentes. Con el único objetivo de fastidiarte los pequeños placeres.

Según esas teorías alarmistas, el mundo debería estar lleno de pigmeos, de ciegos y paralíticos con la medula espinal seca.

Un cubata de vinagre a vuestra salud!

;)

Anónimo dijo...

El pasado día 28 publiqué en mi blog unas trufas de fresa y vinagre de Módena que están en la línea de estos bombones que comentas. Además tienes allí la receta, por si te atreves.

Completamente de acuerdo con lo que dices de los establecimientos que no están a la altura de lo que venden. A veces por no saber, no saben ni pronunciar el nombre: ayer en el Canal Cocina salía el gerente de un establecimiento madrileño, muy elegante, muy a la última, en pleno barrio de Salamanca, propiedad de un famosísimo y televisivo chef. El gerente en cuestión explicaba, muy trajeado, muy encorbatado, en el comedor de diseño de su local, que el secreto de su éxito estaba en que traían los productos de sus lugares de origen, y entre ellos citaba el Prochuto, así,como suena. Como hablaba de productos italianos me imagino que se refería al prosciutto que, por cierto, en español tiene un nombre: jamón. No veo la razón para llamarle "prochuto" al jamón y al queso queso en lugar de formaggio, pero bueno.

El caso es que conociendo el producto como lo conoce, que no sabe ni pronunciarlo, tengo mis dudas de como lo tratará. Y eso, por desgracia, es demasiado frecuente.

Garbancita ® dijo...

Uy Gourmet, esa propuesta tuya me ha hecho salivar intensamente. Nunca he visto las fresas deshidratadas y pulverizadas, pero las buscaré o sino intentaré deshidratar una pulpa de fresas que tengo en el congelador.

Sobre las tiendas gourmet, deberiamos ser mas exigentes y poner en evidencia los locales que no estan a la altura de los productos que vende.

Saludos :)