martes, septiembre 04, 2007

Gourmandmoneces: Flor de sal con wasabi

¡Decidido!, no voy a dejarme llevar otra vez por el impulso. Y es que, cada vez que veo un producto ligeramente fuera de lo corriente y con una buena presentación, pierdo el culo para comprarlo. Pero una de mis últimas adquisiciones, me ha llevado a declararme en rebeldía y a analizar lo estúpido que es muchas veces todo lo que rodea al mundo gourmet. Un mercado que hasta no hace mucho era limitado y honesto, se ha metido a cuña en nuestro día a día, haciendo que cualquier producto se pueda declarar delicatessen, para que nosotros nos creamos que somos el paradigma del buen paladar.
Y es que no tienen más que ponernos una etiqueta o cartel con la palabra “gourmet” y vamos como moscas a la mierda. Algunas veces, son productos de calidad que realmente merece la pena probar y reiterar. Otras muchas, no es más que la erección del dedo corazón de un empresario sin escrúpulos, que ha descubierto cuan cretinos somos los que vamos de enterados del tema y sobre todo, como nos gusta dejarnos la pasta tontamente. A este cabreo he llegado después de comprarme la trigésimo novena sal de mi colección. Si lo sé, este es otro tema que hará que acabe en el diván de un psiquiatra, para analizar el síndrome de Diógenes al que he llegado en mi cocina.
Flor de sal con wasabi es la madre de este cordero. Fue verla (en la zona gourmet de Alcampo, hipermercado selecto y exclusivo donde los haya) y quede fascinada por su color verde. ¡Oh! ¡Una sal de mi color favorito! ¿Qué puede haber más ideal en esta vida que una sal de color verde rana? Pues nada, me la llevo a casa y hago la cata. Sí, yo que sé que una sal, es básicamente sal, pero esperas que, si la acompaña otro ingrediente, este haga de alguna manera acto de presencia. Se trata de un producto de tacto húmedo que sala como lo haría cualquier sal vulgar y que esta a años luz de tener cualquier toque del picante wasabi. Mirando los ingredientes nos dicen que el wasabi es sólo un 8% del producto (y algo menos también, opino yo) y el tercer ingrediente es clorofila, que es lo que le confiere ese atractivo color verde. El gran debate, ¿ética o estética? Según el fabricante, la sal está: “Especialmente deliciosa con platos inspirados en la cocina japonesa, como la sopa de fideos, pescado o ensaladas”. Impresionante consejo.

A partir de ahora reflexionaré más a la hora de comprar cualquier producto sofisticado y/o exclusivo. Va a ser una lucha difícil, pero si veo que no lo consigo, tendré que pedir a seguridad de las tiendas gourmet, que me prohíban el paso, tal y como hacen los ludópatas en los casinos.
Flor de sal con wasabi de Toque Especial

14 comentarios:

Pachi dijo...

Admitamoslo: somos presas faciles y las posibilidades de reclamacion son muy pocas.Que duro es esto de querer probar de todo...:)

milcolores dijo...

Garbancita, no te hagas mala sangre porque esto nos pasa a tod@s... a cada cuál con sus propias predilecciones y adicciones particulares ; )

De esa marca, sólo conozco los Toque de especias. En concreto el "Toque Thai" que, no me digas por qué utilizo para aderezar el Cous-Cous *_*

Garbancita ® dijo...

Yo también tengo uno de los Toques, el morocco (que uso para el cous-cous precisamente). Lo compré sobre todo, por ser económico y tener un molinillo recargable y regulable, una vez se acabase. Como me ha gustado el producto, intentaré imitar la mezcla de especias, pero no volveré a comprarlo.

Como me he picado, intentaré hacer alguna sal verde, como ya hice en su día la sal de vino.

Ala :P!

Doña Col dijo...

para la sal verde no creo que tengas muchos problemas... puedes optar por usar colorante alimenticio (obteniendo una sal de sabor normal) o usar otras combinaciones... con pipermint (¿cómo narices sabrá?), con clorofila (machacando la sal con hojas frescas de cualquier especie en base al sabor que quieras obtener)... No sé, estas son algunas ideas; fijo que las tuyas son bestiales y nos sorprendes...

Martunis dijo...

Hola,
me han escogido para el premio Blog solidario y ahora debo escoger siete blogs que me gusten y me parezcan especiales, y te escojo como uno de ellos. Pásate por mi blog y verás que ahora debes elegir tu a siete que te gusten, en mi página verás como.
Besos y felicidades por tu blog! me encanta!

Inmaculada dijo...

Hola, no sabes como me identifico con tu cabreo al respecto. Yo también he picado muchas veces con el tema de las "novedades", por eso me encanta a rabiar el tema de los bloggers, nos ayuda a contarnos entre nosotras la realidad de muchos de los timos que por este mundo hay. Una cosa más que gracias a tí no probaré.
Infinitas gracias de parte de todas nosotras. Yo también intento poner en mi blog panyvarios.blogspot.com pruebas de algunos productos.
Besos y a darles en el hocico a los timadores siempre que sea posible.

Marisa dijo...

:-D
Lo siento, me río porque es un virus feroz el que nos hace comprar todo lo que nos entra por los ojos (no son listos ni ná)y no paramos ni a leer las etiquetas que, en este caso, te hubieran dado idea de lo que comprabas. Dime de qué presumes, le digo a la etiqueta, y te diré de qué careces. ¿No crees?
Las mezclas de Toque me gustan mucho y no sabía que eran recargables, uhm...
Besos

starbase dijo...

Me pasaba para decirte que te he puesto como 'blog solidario' y veo que llego tarde.

Pero igualmente, mantengo la nominación. Tu y Rafa fuisteis en parte la causa de que tenga ahora un blog.

Apechugad, malditos.

El Capitán dijo...

Hola Garbancita:

te sigo desde hace poco, y me siento muy identificado con este post.
...yo también he caido muchas veces en eso de mi color favorito (juas, juas, juas)... es mejor reirnos de nosotros mismos que cabrearse.

Me gusta mucho tu blog, así que he puesto un link en el mío (http://the-flying-pilgrim.blogspot.com/)
...si le echas una hojeada, verás que también me interesa la gastronomía, (aunque todavía estoy empezando con lo del blog)
Un saludo, y sigue así

Anónimo dijo...

Entiendo la indignación... nos dejamos llevar como tontícolas a lo nuevo y bonito con la esperanza a que va a ser bueníssimo y luego ya no sabremos pasar sin aquello y al final resulta ser que las expectativas son tan altas que nos timan...
Sal de colores? Cuando era pequeña cojía tizas de colores y las rascaba con sal para rellenar botecitos de colorines... aunque me comía la mitad de la sal "colorizada" antes que nada... También funciona y con variedad de colores!

milcolores dijo...

Garbancita, el programa "Hoy cocinas tú" lo están emitiendo en Hogar10 el canal TDT de la Sexta.
Cuando contaste tu historia no conocía el programa. Ahora, descubro en él muchas de las cutreces que has contado...

Carlos dijo...

Garbancita cuanta raz�n ten�s en lo que dec�s a diario salen cosas nuevas al mercado que son un fiazco.
Un saludo desde Buenos Aires

Margot dijo...

Me haces reir otra vez.
Con tu descripción de la sal y tus Diógenes.
Puedes creer que no he comprado ninguna sal?
Empezando por la Maldon, que fué la primera que ví, no le encuentro la gracia.
Me acuerdo de que hace yiempo leí un blog de alguíen que tenía adicción, y no sabia que eras tu. ja ja ja. El año pasado estube en Ibiza, y también me llamo la atención su sal, tampoco la compré.
A cada una nos da por una cosa, no te preocupes, no estas sola. Lo mío es para ir juntas al !!!PSKIATRA!!! cada vez que salgo a la calle, me compro cacharros de cocina.
ja ja ja. Besos
Margot

cereza dijo...

Aquí tenéis otra adicta, tanto a los cacharros de cocina como a nuevos "sabores", pero ya con el tiempo leo las etiquetas y procuro analizar antes de caer en la tentación. El espacio manda.