lunes, noviembre 05, 2007

Galletas saladas de queso de cabra

Los blogs de Sigrid Verbert están llenos de bellas tentaciones culinarias. Me gustan sus recetas y me fascinan sus fotografías. Sigrid escribe Le chou de Bruxelles, en francés y Il cavoletto di Bruxelles, en italiano y ya ha publicado dos libros de recetas. Esta receta de galletas, es de su blog y ella a su vez, se ha inspirado en otro blog, el de Clea, de donde he retomado algunas de las ideas originales, como poner aceite de oliva en vez de mantequilla. También he introducido mis propios cambios, como añadir nueces y cambiar el tomillo por el romero.
Como me fascina esta sal negra, me excedí con la cantidad y las galletas quedaron un poco saladas, así que tened ojo y no le pongáis tanta. Si no tenéis sal negra y os apetece poner una vistosa, podéis haceros una sal de vino, que tiene un atractivo color magenta. Otra alternativa, que tiene el mismo efecto cromático que esta receta, sería con sésamo negro.

La presentación de las galletas esta inspirada en un juego de mesa, el
jenga. Me parecía divertido servir un aperitivo para invitados que a la vez se prestase para competir por ver quien tira la torre de galletas.

Galletas saladas de queso de cabra

Ingredientes


100 gr. de queso de cabra
100 gr. de harina
1 yema de huevo
40 gr. de aceite de oliva virgen
40 gr. de nueces picadas
1 cda. de romero seco
Sal negra de Hawai




Elaboración


Triturar con ayuda de un tenedor el queso y añadir la yema de huevo, el aceite, las nueces y el romero. Remover bien, hasta conseguir una crema homogénea. Una vez ligados los ingredientes, se incorpora la harina y se amasa el conjunto hasta que tenga una textura similar a la pasta quebrada, añadiendo si es preciso más harina. Dejar reposar en el frigorífico, mínimo durante una hora.


Con la ayuda de un rodillo damos forma a la masa, para que tenga medio centímetro de altura. Espolvorear la sal negra de Hawai y presionar ligeramente con el rodillo, después cortar rectángulos de 8 cm. de largo por 2 cm. de ancho. Los colocamos sobre una superficie antiadherente (en este caso una lámina de teflón) y los introducimos al horno durante 15 o 20 min a 180 º, hasta que estén ligeramente dorados.

12 comentarios:

milcolores dijo...

¡Tengo ese juego y es adictivo!
Me gusta mucho la idea de etas galletas. No tengo esa sal tan chulas que le pones pero creo que quedaría bien con semillas de amapola ;)

poskito dijo...

Me encantan las galletas de queso, y estas tienen una pinta barbara.
Buscaré esa sal tan rara, pero ¿¿que tal si la cambio por maldon??

Besotes

Ibán dijo...

Qué rico! Me encanta la receta, las fotos y lo que se intuye (porque no se puede lamer la panatalla, claro!).
En la oficina, el año pasado, hicimos una jenga de bizcochos diferentes para el cumple de una compañera...aunque yo prefiero ir directamente al grano ;)

Kukulkan dijo...

Qué buen blog el que tenés, tenés talento para la cocina y para la fotografía también eh. Y cómo me gustaría conocer tu cocina, se nota que tenés utenzilios hermosos.
Felicidades. Me encanta.

Akane dijo...

Me encanta el aspecto que tienen, y ya me puedo imaginar el sabor...

Nunca se me ha ocurrido probar a hacer galletas saladas pero creo que pronto haré que eso cambie :P

Soraya dijo...

Ainnssss, como no esuve alli!!que ricasss!!! no sabes las ganas que dan de comerme varias con una taza de cafe calentito.
Me guardare la receta para hacerla el fin de semana.
Un beso,
Soraya

Pachi dijo...

Ayer las hice...Me salieron malisimas!!!!! Igual es por el queso de cabra que use, de esos de rulo, que tenia fuerte sabor, pero al salir del horno parecian galletas de arena, con una textura bastante regulera y super saladas...Al final nos las acabamos comiendo con unas cervecitas viendo el aburrido partido del Madrid, pero no quedaron bien....

victor trujillo dijo...

muy buena receta y mejores fotos, enhorabuena!!!

me encantaria poder publicar esta o alguna otra receta tuya en portada de www.muchogusto.net si quieres escribeme a webmaster@muchogusto.net

gracias y enhorabuenaa

Garbancita ® dijo...

Poskito, la sal maldon le puede ir de maravilla, sobre todo si puedes poner pirámides enteras sobre las galletas. Es una buena idea.

Patxi, no sé que puede haber pasado, quizás sea el queso por estar demasiado curado. Pero vamos, a mí que se me da fatal la repostería, me salieron buenísimas. Ya advertí que con la cantidad de sal que yo le puse, estaban saladísimas. Insito en ello que no quiero hipertensiones sobre mi conciencia.

Gracias a todos ;)

Maryjoe dijo...

Las galletas tienen muy buena pinta, probaré la receta a ver que tal me salen, me gustan mucho las galletas saladas asi que supongo que me gustarán, lo único malo es que no se si conseguiré la sal negra... le da una apariencia muy buena a las galletas.

Pachi dijo...

En lo mio fue claramente el queso.Se notaba que no era salado por la sal de arriba, sino el conjunto.Ya he posteado las mias, con un enlace a las tuyas para el que quiera que le funcionen bien...:)

Rosa dijo...

Me encanta todo tipo de galletas saladas y estas tienen una pinta buenísima. Pero esa sal... Ya estoy como loca buscándola.