miércoles, febrero 11, 2009

Kuzu - Remedio macrobiótico para la gastroenteritis

Kuzu
Comentaba ayer que a raíz de la crisis intestinal por la que he pasado, había descubierto un nuevo ingrediente, el kuzu, con el que además, ha aumentado mi admiración por eficaz cocina macrobiótica. El kuzu es un almidón que se presenta como un polvo terroso de color blanco. Proviene de la raíz de una planta llamada la pueraria lobata, y es muy usada por su amplio espectro de propiedades medicinales; regenera la flora intestinal, es beneficioso en algunos problemas de tipo respiratorio, alivia el cansancio crónico, y ayuda a superar la adicción al tabaco o al alcohol.

Como ingrediente gastronómico, tiene uso como espesante, con la ventaja de que no aporta sabor a las salsas o sopas, y es además, tolerado por celiacos porque no tiene gluten. Una cucharada de kuzu equivaldría a una de maizena o dos de harina de trigo, y se usa diluyéndolo en agua o caldo frío y añadiéndolo un par de minutos antes de apagar el fuego.

Después de muchos días de padecer una gastroenteritis indomable, que no remitía con ningún tratamiento, mi prima
Tina vino al rescate con sus artes culinarias macrobióticas. Me preparó, y enseño a elaborar, un remedio elaborado con kuzu y umeboshi, que ha sido infinitamente más eficaz que cualquier dieta blanda.

Esta preparación está especialmente indicada para procesos diarreicos, ya que el kuzu regula el funcionamiento intestinal y el umeboshi (ciruela encurtida japonesa) tiene, entre otras muchas, propiedades bactericidas, que ayudan en la eliminación de los posibles virus o bacterias que hayan causado la infección. Ambos productos pueden encontrarse en herboristerías.

Umeboshi
Remedio macrobiótico para las gastroenteritis

Ingredientes
1 cucharada de kuzu
1 umeboshi
Agua

Elaboración
Disolver una cucharada de kuzu en un pequeño bol de agua fría (150 ml.), removiendo hasta que se haya diluido del todo. Por otro lado, quitamos el hueso de la ciruela umeboshi, picamos su pulpa finamente con un cuchillo y reservamos.

Poner la mezcla en un cazo, a fuego medio-bajo y cocinarlo lentamente, sin dejar de remover con unas varillas. El kuzu irá tornándose transparente, a la vez que adquiere una textura espesa. Importante: nunca debe de llegar a hervir.

Una vez el kuzu esté denso, en unos 3 o 4 minutos, añadimos el umeboshi picado y removemos durante un minuto más, para que se activen las propiedades de la ciruela. Pasado ese tiempo, retiramos del fuego, servimos en un cuenco y lo vamos comiendo caliente a pequeñas cucharadas.

Tomar este preparado de dos a tres veces al día. Es ideal cuando no se tolera la ingesta de alimentos, ya que esta pequeña cantidad, es suficiente para que notemos sus beneficiosos efectos. La dieta se puede complementar con arroz blanco hervido, acompañado de alga wakame, picada finita y un par de ciruelas umeboshi troceadas, que le darán a la elaboración un ligero toque de sabor.

Kuzu & Umeboshi
Para quien esté interesado en la cocina macrobiótica, Tina va a impartir clases temáticas a partir del próximo 16 de febrero, en Pamplona. Los diferentes temas a tratar serán: La Energía de los alimentos, Crear menús equilibrados, Cocina rápida para gente sin tiempo, Desayunos, postres sanos y entrehoras, Como reforzar el sistema inmunitario, y Taller de sushis veganos.

Para más información sobre los temas a tratar, precios y horarios, podéis consultar aquí:
Macrotina

11 comentarios:

La Quinta de Luculus dijo...

Yupi! por fin se acabó el arroz hervido. Muy interesante la entrada. Besos

Ivana dijo...

Tomo nota, hace mucho tiempo que no me pasa, pero estos productos a veces son estupendos! Por cierto ¿no irá bien para los adictos al dulce? no??
ja! ja! besitos y a recuperarse

Zerogluten dijo...

Mi madre diría, toma castaña pilonga!!!!
Un remedio curioso y a tener en cuenta.
Gracias por la información, como siempre super interesante.
Besitos sin gluten

Carlos Dube dijo...

Interesante artículo, no conocía ninguno de los dos ingredientes, ¡eres un libro abierto!.

La verdad es que cuando leía las propiedades medicinales que mencionas (algunas de todas las que tendrá) me parecía que estaban sacadas del famoso mix matutino de levadura de cerveza y germen de trigo, ese que siempre recomiendan tomar todos los días y que nosotros lo hacemos. Aunque claro, el mix no sirve de espesante.

Pues nos alegramos que te hayas puesto las pilas con el kuzu.

Algún día tendré que probarlo.

Un saludo.

morgana dijo...

¡¡ leñes !! Esto no me lo sabía... Me lo apunto por si acaso, que a veces con los nervios me pillo unos dolores de estómago descomunales y a lo mejor esto me alivia. A ver si lo cazo la próxima vez que vaya por el herbolario.

Un millón de gracias.

bepoº dijo...

yo el kuzu ya lo conocia...
de hecho tengo aun el paquete en casa...(no le he dado aun mucho uso...)
lastima no poder ir a esos cursos...me coinciden con curro
(alguien podria hacer un resumen...)

Margot dijo...

Mira por donde, no hay mal que por bien no venga.
Es interesante este producto.
Besos preciosa.
Margot

pasta fresca dijo...

Me alegro de que estés mejor. Yo el kuzu lo había utilizado como espesante pero no sabía que llegara tan lejos. Es que hasta hace dos años era vegetariana ovo-láctea. Ahora me he transformado, algún dia te explicaré la historia. Lo que va muy bien también para los transtornos intestinales es el gengibre. Es digestivo, tónico estomacal, aperitivo, antiséptico i antiescorbútico, una cucharada de gengibre rallado hervido 3 o 4 minutos, una taza por la mañana cada día, previene las infecciones.
En serio, yo me curé mis bichos post-navideños así, y funciona.

Bueno, a ver si llega el verano y nos posteas una foto con tu bikini!

Garbancita ® dijo...

La quinta de Luculus, tampoco te emociones y creas que el kuzu es la quinta maravilla gastronómica al lado del arroz. Hace tapón y se come en un periquete, pero rico, lo que se dice rico, ni de coña :D

Ivana, pues casualmente el umeboshi, sirve para neutralizar la acidez que provoca en la sangre el consumo de dulces. Así que si eres muy laminera y eso te provoca problemas, con una ciruela al día, mejorarás bastante (además es un antiarrugas fantástico).

De nada Zerogluten, pero espero que no te veas en la situación de tener que tomarlo ;)

Carlos, es curioso como hay productos virtuosos que no conocemos, o que nos pasan por delante e ignoramos. El kuzu ha sido un ingrediente puntual en mi dieta, pero el umeboshi lo estoy tomando casi a diario, por todas las propiedades beneficiosas que tiene. Sólo con notar la mitad de ellas, va a transformarme en una supermujer!

Morgana, el kuzu también tiene uso en repostería. Ahora que no sabría decirte muy bien como, supongo que sustituyendo a la maizena como espesante. Ya me dirás como te ha ido, si lo has probado, para el dolor de tripillas.

Bepoº, pues no voy a poder resúmenes de esos cursos, porque yo tampoco puedo asistir. Del taller de sushis veganos, hay un resumen en este blog. Pero si tienes interés por algún tema en particular, siempre puedes consultarle a Tina.

Si Margot, a todo hay que verle el lado positivo. Como el cuerpazo que se me está quedando! Si, porque todavía sigo con la gastroenteritis. Parecía que había remitido, pero ha vuelto con más ganas todavía… :P

Pasta fresca, tomo nota sobre el jengibre. Es un ingrediente que nunca falta en casa, me encanta su sabor, pero si además tiene todas esas virtudes… pues lo tomaremos a pozales :D

Besos a todos!

albert aldana dijo...

Hoy estamos haciendo esta detox. Esta noche os contamos como nos ha ido. Evanatura

Antonio dijo...

A mi este remedio me funciona de maravilla, mano de santo!