lunes, enero 04, 2010

Galets de tartar de atún con sopa de wakame

Galets de tartar de atún con sopa de wakame
Siempre me ha llamado la atención la navideña sopa de galets catalana por diferentes motivos; ser un plato humilde para una celebración tan ostentosa, elaborarse una pasta de proporciones nada de habituales en la gastronomía estatal y sobre todo por ser una receta exclusiva de la Navidad. A pesar de que se puede disfrutar cualquier día del año, los envases marcan específicamente “Galet de Nadal” y están decorados con motivos navideños. El galet también se utiliza para otro tipo de recetas como la escudella i carn d'olla.

El galet no deja de ser un lumache, codito o tiburón de gran calibre que se puede rellenar. Si el relleno es de carne, los galet se rellenan antes de cocerse en un sabroso caldo durante 17 min. Cuando el ingrediente interior es más delicado, la pasta se cuece en agua durante 10 min. sacándola un poco antes de que esté al dente, se rellena y se termina de cocer en la sopa.
Galet de Nadal
Sé que para los catalanes no estoy descubriendo nada, es más, lo mismo me estoy metiendo en un patatal por hablar de un producto del que sinceramente no conozco mucho. Sólo puedo decir que hace unas semanas vi un paquete de esta pasta en un supermercado de Barcelona y no pude resistirme a comprarlo para ver que partido podía sacarle. La receta que propongo guarda un parecido de forma con la tradicional sopa de Nadal (sopa de Navidad), pero elaborado con diferentes ingredientes, texturas y temperaturas.
Tabla de coditos, tiburones o lumache
En este caso la sopa tiene un acentuado toque marino a base de alga wakame y dashinomoto (bonito deshidratado en polvo). Y los galets en vez de ir rellenos de carne picada y posteriormente cocida en la sopa, lo están con atún crudo picado a cuchillo. La receta tiene aromas que evocan a la cocina japonesa con ingredientes como el aceite de sésamo, el wasabi, la soja… Si observáis el estilismo de la foto veréis unos palillos, con los que en un principio me propuse comer los galets. Os adelanto que es imposible hacerlo, la pasta se escurre constantemente y lo más práctico es recurrir a la socorrida cuchara de siempre.

Antes de pasar a mayores con los ingredientes y la elaboración: ¡Feliz 2010 a todos!
Galets de tartar de atún con sopa de wakame
Receta de galets de tartar de atún con sopa de wakame

Ingredientes

100 gr. de galets
200 gr. de atún muy fresco
Semillas de sésamo negro
Aceite de sésamo negro
Sal de wasabi
Salsa de soja
Sal gorda
Agua
1 lima
1 sobre de dashinomoto instantáneo
10 gr. de wakame deshidratado
5 gr. de xantana (Gelespesa de Sosa)

Elaboración
Comenzamos cociendo los galets, para lo que pondremos una cazuela con litro y medio de agua a fuego fuerte. Cuando esté hirviendo, añadimos una pizca generosa de sal gorda e incorporamos la pasta. Dejamos cocer durante 14 minutos, retiramos del fuego y aclaramos la pasta con agua fría para frenar la cocción.
Goma Xantana de Sosa
Mientras calentamos en un cazo ½ de litro de agua, al que añadiremos el wakame deshidratado. Pasados 20 minutos retiramos las algas y le añadimos el dashinomoto (en su defecto se puede poner una pastilla de concentrado de pescado). Remover hasta su disolución, cocinar 5 min y rectificar el punto de sal si es necesario. Retiramos del fuego e incorporamos la xantana, disolviéndola con unas varillas. Si no se dispone de goma xantana, se puede espesar con kuzu, fécula de arroz o maizena. Picar el alga wakame muy fina y añadirla a la sopa.Dashinomoto instatáneo
Cortar el atún a cuchillo en pequeños dados, ponerlo en un cuenco y añadir 1 cucharadita de aceite de sésamo, otra de zumo de lima y la ralladura de esta, una pizca de sal de wasabi, una cucharada de semillas de sésamo negro y dos de salsa de soja. Remover la mezcla. Rellenar con cuidado cada uno de los galets con el tartar de atún. Servir la sopa de wakame caliente en cuencos, sobre esta disponer los galets rellenos de atún y acompañarlos con salsa de soja.Galets de tartar de atún con sopa de wakame

2 comentarios:

surfzone dijo...

En casa cocinamos galets una vez al mes, son un vicio absoluto, y son geniales para rellenar (aunque algunas veces quieres hacerlos rellenos y acabas con una sopa con tropezones).
Por cierto, estas Navidades he conseguido acabar todas las comilonas sin consumir ni una cucharada de sopa de Nadal :-D

M. Kowal dijo...

El otro día encontré unos de la casa de cecco y los rellene con carne picada y unos tomates al natural, salpimentados y un toque de mostaza. todo en un caldito limpio de pollo.
Buenisimo.
Tienen buenas cosas estos "panayets"