martes, agosto 17, 2010

Pastel de spaghetti

Pastel de spaghetti
Esta receta es fantástica por muchos motivos: uno de los fundamentales es porque nos permite reciclar los spaghetti que nos hayan sobrado de una elaboración anterior, aunque en este caso concreto se han elaborado exclusivamente para realizar el pastel de espaguetis. Otra ventaja es que, aun usando el horno, que para muchos es el anticristo de la cocina en verano, como partimos una cocción sin precalentar y dejamos enfriar en el propio horno, podemos programarlo de manera que cuando volvamos a casa la comida esté en su punto. Para acabar se trata de un formato de pasta para el que no necesitamos cubiertos y podemos disfrutarlo en una comida campera o en la playa. No lo he experimentado, pero tengo la sensación de que esta receta tiene que encantarles a los críos.
Queso manchego de oveja Boffard
Este pastel de spaghetti está basado en la receta del blog
Kayotic, sobre la que he hecho pequeñas modificaciones y a la que se pueden aplicar muchísimas más. El acento personal de esta elaboración reside en los tomates secos y en el queso curado Boffard Reserva, un queso realizado con leche cruda de oveja, curado entre 8 y 18 meses en bodega, y al que se le aplica aceite de oliva a su corteza, transfiriendo parte de su aroma.
Pastel de spaghetti
Receta de pastel de espaguetis

Ingredientes
[aproximados]
200 gr. de spaghetti
½ calabacín
3 zanahorias
75 gr. de tomates secos en aceite
2 cebollas
2 dientes de ajo
75 gr. de queso curado Boffard Reserva
3 huevos
½ taza de leche
Orégano
Peperoncino seco o Cayena
Pimienta negra
Sal
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

Elaboración
Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante; un litro de agua y una cucharadita de sal, que incorporaremos una vez el agua comience a hervir, por cada 100 gr., durante unos 7-9 minutos. Recomiendo dejar la pasta ligeramente al dente para esta receta.

Mientras iremos pelando y troceando todas las verduras en pequeños cubos. En una sartén grande calentamos 5 o 6 cucharadas de AOVE, freímos los ajos picados muy finos y cuando tengan un ligero color dorado añadimos la cebolla. Salteamos durante 5 minutos, hasta que esté transparente y añadimos la zanahoria. Sofreír el conjunto durante 10 minutos más y agregar el calabacín y el tomate seco (que podemos picar con ayuda del accesorio picador de la batidora). Añadimos una pizca de sal y un golpe de molinillo de pimienta negra. Saltear 5 minutos y retirar del fuego.

En un bol batimos los huevos, añadimos la leche, una cucharadita de orégano y una pizca de peperoncino o cayena seca molida para que tenga un toque picante.

Una vez lista la pasta y escurrida del agua, añadimos las verduras y el queso que habremos cortado en pequeños cubos. Removemos el conjunto para que queden todos los ingredientes bien distribuidos. Pincelar con un poco de aceite un molde de silicona, e ir añadiendo la pasta de forma que sin quedar del todo compacto, no queden huecos. Yo he presionado con una espátula y después me he ayudado de un tenedor para dejar pequeñísimos recovecos. Añadir el huevo distribuyéndolo por encima de toda la pasta.
Pastel de spaghetti
Encender el horno e introducir el molde, sin necesidad de calentar previamente, y cocer el pastel de spaghetti durante 25 minutos a 160º, a ser posible sólo con la placa de calor inferior y el ventilador de aire puesto. Dejar enfriar dentro del horno. Degustar tibio o a temperatura ambiente.

10 comentarios:

Carlos Dube dijo...

I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E. De lo más original que he visto en meses. Esto confirma de nuevo que no está todo inventado en el mundo de la cocina, por muy casera que sea tu propuesta. Lo haremos, sin duda.

A todo esto, hicimos hace un par de meses tu pastel de idiazabal y romero, y los 6 que estábamos en la mesa te hicimos la ola.

Un saludo.

Pssssss dijo...

ñam, ñan, Besis

Ido dijo...

Mm, qué original! Y buena idea para llevar de picnic o a la playa, que al final siempre llevamos lo mismo... Para la próxima salida ya sé qué hacer ;)
Saludos!

Txanpiñon dijo...

Ta güeno. Tie muy güena pinta.

surfzone dijo...

En mi casa es difícil hacer esta receta: casi nunca sobra ni un triste espagueti de las recetas... y el Boffard creo que no llegaría ni a la nevera XDDD

morgana dijo...

La madre que lo... Tiene que estar de llorar de bueno. Si me dejan, lo pruebo pero me pasa lo que a surfzone, como no cueza la pasta aposta para esto, no llega.

Besos.

El futuro bloguero dijo...

Qué bueno...

El otro día vi una tortilla de espaguetis, cuajada con unos huevos y vuelta y vuelta en la sarten, pero esta corona que has hecho, resulta muy apetecible...

Besos

Andrés dijo...

¡Genial la receta! Poco que añadir, solo que la probaré en cuanto tenga ocasión... A mí me ha cautivado, y como tú, pienso que al peque también le gustará.

Un saludo.

Arantxi dijo...

Una vez intenté cocinar este pastel y me quedó un desastre. No lo he vuelto a intentar pero sí que de este tipo he hecho uno de nueces, queso azul y pera que no quedó mal del todo.

A ti te ha quedado perfessssto y seguro que con ese queo más!

Garbancita ® dijo...

Ay Carlos el pastel de Idiazabal! Que pequeño gran plato es! Este de la pasta no deja de tener su encanto y virtudes interesantes, pero gastronómicamente es batallero total. Besos ;)

Psssss, besis para ti también pichona!

Ido hay otra receta con macarrones en vez de spaghettis que también queda fantástica :D

Gracias Txanpi!

Surfzone me parecen un par de buenos argumentos para no hacer esta receta :D

Morgana yo tuve que hacer expresamente la pasta para la receta, porque chica es todo un misterio que hagas la pasta que hagas, siempre desaparezca ;)

Andrés si nos gusta a los niños mayores a los pequeños tiene que volverles locos. Saludos!

Arantxi... nueces y queso azul... jo eso sería aristocratizar el plato totalmente!! Me apunto la idea!

Besos a todos!